Terrorismo islamista

Detenidos tres marroquíes acusados de financiar y suministrar las armas del 11-M

La Comisaría General de Información de la Policía detuvo a lo largo de ayer a tres ciudadanos marroquíes que, presuntamente, financiaron los atentados y suministraron las armas para perpetrar el atentado del 11-M.

Dos de los arrestos se han producido en Madrid, mientras que la tercera tuvo lugar en Granada. La policía relaciona a los arrestados con el tráfico habitual de drogas y, en alguno de los casos, también con el de armas. Además, se han producido tres registros dentro de esta operación denominada Astra.

Las detenciones se prolongaron durante toda la jornada de ayer, realizándose la tercera en las últimas horas del día. Los registros se prolongaron durante toda la noche. El número de detenidos por su implicación en el 11-M se eleva a 104 personas, de las que 72 se encuentran en libertad. De ellas, 26 han sido arrestadas en lo que va de año. El número de imputados en el sumario que se sigue en la Audiencia Nacional por los atentados del 11-M asciende a 90 personas, de las que 25 se encuentran en prisión preventiva.

La policía halló entre los restos de la casa de Leganés, donde se inmolaron siete de los miembros de la célula autora del 11-M, los restos de tres subfusiles Sterling y uno CZ, de fabricación checa, con los que los terroristas aparecían en los vídeos de reivindicación de la masacre y el que fue hallado en el inmueble siniestrado.

Por otra parte, las investigaciones policiales apuntan a que la masacre fue financiada en parte a través del tráfico de drogas por el aparato logístico de la célula islamista, que también se encargó de adquirir las armas y al frente del cual estaría el fallecido Jamal Ahmidan, El chino.