Índices

Retrocede por quinta vez el indicador del clima económico mundial

El índice del clima económico mundial retrocedió en el segundo trimestre del año hasta los 97,5 puntos, frente a los 101,1 puntos de los tres meses anteriores. Es la quinta caída consecutiva, y deja entrever un enfriamiento del crecimiento económico internacional. El empeoramiento más marcado se produjo en Europa occidental.

Así se desprende del informe hecho público ayer por el Instituto alemán de Investigación Económica, IFO, que realiza en base a sondeos desde 1981, con la colaboración de la Cámara Internacional de Comercio (CCI) de París y con el apoyo financiero de la UE.

Los resultados de la nueva encuesta señalan que la dinámica de crecimiento de la economía es muy variado en las diferentes regiones del mundo y que el empeoramiento más marcado del clima económico se produjo en Europa occidental, donde la progresión económica será particularmente débil.

Aunque los autores del informe insistieron en hablar de un 'aterrizaje suave' de la economía mundial y no de 'un fuerte declive de la actividad económica', advirtieron sobre los riesgos que plantean algunos desequilibrios a nivel mundial.

Los 1.118 expertos encuestados en 91 países por IFO valoraron positivamente las perspectivas económicas para los próximos seis meses. Pero la valoración de la actual situación económica fue más negativa.

La CCI e IFO indicaron que el mayor deterioro del clima económico se ha producido en Europa Occidental, donde el indicador está por debajo de la media a largo plazo, y en la zona euro auguraron 'sólo un débil crecimiento en 2005'.

A propósito, el presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean-Claude Trichet, afirmó ayer que el crecimiento económico en la zona euro seguirá siendo 'modesto' hasta la segunda mitad de este año, al igual que en el último semestre de 2004.

Tichet resaltó que los últimos cálculos oficiales apuntan a un crecimiento del PIB real del 0,5% en el primer trimestre de este año, frente al 0,2% del periodo anterior, pero sólo por ajustes técnicos, según dijo.