Comercio exterior

Caja Madrid abre una oficina en Pekín para ayudar al desembarco de empresas españolas

Caja Madrid ha anunciado hoy que va a abrir una oficina de asesoramiento y consultoría financiera en Pekín, con el objetivo de buscar oportunidades de negocio y socios estratégicos para inversores españoles que quieran instalarse en el país asiático, y que estará plenamente operativa dentro de un mes.

La entidad no prestará de momento servicios financieros en la capital china, para minimizar el riesgo crediticio en su primera incursión en Asia, ya que en el sector financiero chino hay aún muchos aspectos que no están suficientemente regulados.

Según el director general adjunto de banca de negocios de la caja, Enrique Tierno, para abrir esta oficina, situada en Pekín, ha habido que crear una sociedad mixta con el gobierno de esa ciudad, por lo que esta caja se ha convertido en la primera entidad española que cierra un acuerdo de este tipo con una institución pública de la capital china.

1.500 empresas españolas en China, en 2010

"El objetivo de Caja Madrid es seguir a nuestros clientes a China", ha explicado Tierno, que ha destacado la gran cantidad de empresas, sobre todo del área de Levante, que ya se han dado cuenta de las posibilidades que ofrece este mercado.

La entidad financiera madrileña prevé que las empresas españolas que operan en China se quintuplicarán en los próximos seis años, hasta superar las 1.500 compañías, entre otras razones por las oportunidades de negocio que generará la celebración de los Juegos Olímpicos de Pekín, que tendrán lugar en 2008.

China es el país más poblado del planeta, con 1.300 millones de habitantes, y su economía es la sexta del mundo en cuanto al PIB, que crece en términos reales entre el 8% y el 10% por ciento anual, por lo que se espera que en 2020 iguale el PIB de Japón y en 2040, el de Estados Unidos.