_
_
_
_
_
Fondos

El año horrible de los 'hedge funds'

Los fondos de cobertura están en su momento más bajo a causa de la falta de tendencia y el mazazo de General Motors Para invertir

Los índices representativos de los hedge funds están dando señales de crisis desde hace varios meses. Este año eran mayoría quienes esperaban una recuperación del sector más controvertido de la inversión colectiva, pero la realidad está siendo poco benévola. Las diversas categorías o estrategias de inversión que se suelen considerar cuando se analizan las diferentes áreas de actividad o la vocación de los diversos segmentos de este mercado presentan a estas alturas del año pérdidas de diversa cuantía. Pocos se salvan. El sector vive uno de sus momentos más bajos de los últimos años, para preocupación de algunos gestores españoles que están esperando la inminente regulación de este tipo de fondos en el mercado español.

'El desafiante entorno de mercado ha sido desencadenado por el profit warning de General Motors el pasado 16 de marzo y su posterior rebaja de calificación crediticia', explica Javier Prieto, director de Inversiones de la gestora NIBC Petercam Gestión, una de las compañías españolas especializadas en este tipo de fondos de inversión.

La rebaja de la calificación de riesgo crediticio por parte de la agencia Standar & Poor's ha sido un auténtico golpe para los mercados de bonos corporativos, para los high yield (bonos de altas rentabilidad y baja calidad crediticia) y de rebote para los hedge funds. General Motors, la mayor compañía del mundo del sector del automóvil, ha sido relegada por los analistas a la consideración de bono basura, es decir, de empresa emisora de bonos que se ve obligada a pagar tipos de interés muy elevados (tres o cuatro puntos por encima de los bonos estatales) para poder colocar su papel en los mercados y financiarse adecuadamente. Pero no ha sido la crisis de los bonos la única razón que explica la pobre trayectoria de los fondos de cobertura o hedge funds.

'Los fondos de cobertura han padecido este año varios problemas, uno de ellos es el de la falta de una tendencia definida en los mercados, tanto de renta fija como variable', explica Rafael Hurtado, responsable de fondos de gestión alternativa en Sogeval, la gestora de Banco Popular. 'Esta crisis está poniendo de manifiesto la necesidad de aplicar correctamente una de las reglas de la gestión alternativa, ya que ha dejado claro lo necesario que resulta invertir con una buena estrategia de diversificación', señala Hurtado.

'El entorno más duro ha sido en estos meses para las estrategias de arbitraje de convertibles, que ejecutaron fuertes ventas en el mercado provocando con ello caídas en los precios. Los gestores de long-short, otra de las estrategias de inversión, se han visto afectados por el descenso de la renta variable y por la caída del petróleo. En cuanto a los CTA (Commodity Trade Advisors) y los fondos macro, sufrieron la volatilidad en las tendencias y los inesperados cambios en los índices bursátiles y en las materias primas. Los gestores de long short de bonos corporativos sufrieron dificultades debido a la fuerte subida de los diferenciales de tipos entre los bonos corporativos y la deuda de los Estados', resume Javier Prieto en un rápido repaso de algunas de las principales estrategias de los gestores de fondos que operan en este mercado.

Los diferenciales de crédito (la diferencia entre lo que exigen los inversores por suscribir un bono de una empresa mala y un bono del Estado) han llegado a superar los 400 puntos básicos. Uno diferencial que ha hundido al mercado de bonos empresariales o, mejor, que refleja las bajas valoraciones de estos títulos, hasta dejarlos en una situación que no se conocía desde hace bastantes meses.

Mejor comportamiento que los índices

Si las cosas no han rodado bien para los hedge funds en estos primeros meses del año, sus defensores han sacado a relucir argumentos poderosos en su favor, no sólo el hecho de que no haya habido ningún percance en el sector. Es que, además, están logrando rentabilidades mucho mejores que las de los índices convencionales de renta variable. Por ejemplo, en marzo y abril los hedge funds perdieron un 0,57% y un 1,78%, respectivamente, pero en el mismo periodo de dos meses el S&P ha perdido un 3,88%, el MSCI Europa un 3,15% y el MSCI de mercados emergentes ha perdido un 9,36%. En este mismo periodo el precio del petróleo cayó un 14%.La caída del índice general de hedge funds de S&P ha sido hasta esta semana, desde principios de año, del 1,70%. El índice Tremont, de Credit Suisse Tremont, refleja pérdidas similares, al igual que el HFR, otra de las referencias básicas del sector. 'El ajuste sufrido por los hedge funds en abril ha sido significativo, pero no está fuera de las expectativas de pérdida de acuerdo con la trayectoria histórica', explica Javier Prieto. 'No creemos que haya motivo para actuar precipitadamente. Al contrario, la magnitud de la caída es similar a la de 2004, aunque las razones sean opuestas, ya que la del 2004 fue debida a la falta de actividad en los mercados. En cambio, esta vez, los volúmenes y la volatilidad han sido mayores. Por ello confiamos en que las condiciones de mercado den paso a una situación más favorable. El lado positivo de esta reciente caída es que ha incrementado el nivel de desequilibrio del mercado y su liquidez, con lo que está creando nuevas oportunidades de inversión para los hedge funds. Habrá más volatilidad en renta variable, más actividad corporativa, curvas de tipos más apropiadas y más liquidez', asegura Prieto.

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance
Recíbela

Archivado En

_
_