_
_
_
_
_
Financiación

Una alternativa a los préstamos

Asociadas a las empresas, los particulares recurren cada vez más a las líneas de crédito

Disponer de liquidez permanente y abonar sólo un tipo de interés por las cantidades efectivamente dispuestas son algunas de las ventajas que ofrecen las líneas de crédito, una fórmula alternativa a los tradicionales préstamos al consumo y que ofrece ventajas sobre los anteriores.

Tradicionalmente asociadas a las empresas, cada vez son más los particulares que recurren a esta opción sobre todo cuando prevén que van a necesitar liquidez a corto plazo pero desconocen el importa exacto. A través de una línea de crédito, el cliente dispone del importe máximo que pacta con la entidad. 'Es como una cuenta', coinciden desde bancos y cajas. Respecto al tipo de interés éste puede ser fijo o variable, según se pacte en la póliza. La ventaja de esta fórmula es que después de pagar una comisión de apertura que varía en cada entidad, el cliente sólo paga intereses por las cantidades dispuestas. La CAM, por ejemplo, aplica un 2% como máximo en concepto de comisión de apertura y una comisión trimestral de disponibilidad del 0,5% como máximo.

Patagon también dispone de un producto de estas características. Se trata del crédito preconcedido, cuyo importe máximo es el equivalente al de la nómina domiciliada, con el máximo de 12.000 euros, si se opta por esta posibilidad, o de 3.000 euros si se concede en base a inversiones. Esta entidad no aplica comisiones y la tasa que grava este crédito es del 5,84% nominal.

Mayor oferta existe, sin embargo, cuando se trata de empresas y es que prácticamente todas las entidades tienen en cartera uno de estos productos. Algunas, como Unicaja incluso varios.

Un ejemplo es el Contrato Directivos que oferta el Sabadell. Se trata de un conjunto de productos y servicios que engloba una línea de crédito, con un máximo de 25.000 euros y sin costes de apertura ni amortización. El interés, en este caso, es variable y se revisa trimestralmente durante la vigencia de la operación. El cliente puede devolver las cantidades dispuestas en un máximo de 10 años.

Deutsche Bank, por su parte, dispone del Crédito Hipotecario Flexible que permite que sea el cliente quien decida cómo amortiza el préstamo. Con un importe máximo de 500.000 euros aplica un interés del euribor más 1,25 puntos más una comisión del 0,25% por disponibilidad.

En el caso de Caixa Catalunya, que ofrece una cuenta de crédito para empresas, cobra el 1,25% en la apertura, un 0,10% trimestral y un tipo de interés, que en función del plazo por el que se contrate puede oscilar entre el 6,85% y el 7,85%.

En lo que respecta a las líneas de crédito para las empresas, los gastos son similares en bancos y cajas. Así el Popular cobra un interés del 4% por las cantidades dispuestas más un 0,25% en concepto de comisión por disposición. El plazo máximo es de 12 meses, periodo susceptible de ser renovado y habitual en este tipo de fórmulas de financiación. Algo mayor son las tasas que cobra Ibercaja -con un plazo máximo de un año-, que además de cobrar un interés fijo del 5% por las cantidades dispuestas, aplica una comisión de apertura del 0,5% y un 1% trimestral sobre los importes no dispuestos.

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance
Recíbela

Archivado En

_
_