_
_
_
_
_
Víctor Urrutia Ybarra

'Estamos abiertos a jugar un papel en el proceso de concentración'

Encarna a la quinta generación de la familia Urrutia al frente de CVNE, una empresa centenaria con nueva bodega de diseño en La Guardia

Víctor Urrutia Ybarra (Madrid, 1973) es licenciado en Derecho y máster MBA por Columbia. Trabajó como analista dentro de las filas del Barclays Bank en Londres antes de incorporarse a la empresa familiar. La entrevista con el principal ejecutivo de CVNE se celebró en el Hotel Palace de Madrid, un día antes de que la bodega comunicara que en el primer trimestre había quintuplicado su beneficio.

En 2004 las ventas apenas crecieron y tanto el Ebitda como el resultado neto cayeron. ¿Dan por superada esta etapa?

Los resultados del pasado año fueron bastante planos. En todo caso, 2004 fue un periodo de transición, ya que atravesamos por un proceso de centralización de distintas funciones administrativas. Hubo también cambios en la dirección comercial y general. En 2005, con la Bodega Viña Real finalizada, ya nos podemos centrar en nuestra estrategia, que pasa por mejorar la calidad del vino y fortalecer la estrategia comercial. En este sentido nuestra idea es cerrar el ejercicio con un crecimiento en las ventas, Ebitda y resultado antes de impuestos en torno al 10%.

¿En qué momento se encuentra el mercado del vino?

En España los productores tenemos la ventaja de que el consumo es casi todo de vino nacional, hay poca presión de bodegas foráneas. Sin embargo, la competencia por parte de empresas locales ha aumentado mucho. Se trata de un sector extremadamente atomizado que crece muy poco o nada. Rioja creció el año pasado cerca de un 3% y este año no crecerá mucho más.

¿A qué atribuye esta situación?

En primer lugar, a que el consumo en España cae año tras año. Se está pasando del consumo de vinos baratos a vinos más caros. Por otro lado, en los últimos 15 años se ha plantado mucha vid y se han creado demasiadas bodegas, lo que empuja los precios hacia abajo.

En España hay 5.000 bodegas. En su opinión, ¿habrá un proceso de concentración en el sector? ¿Qué papel puede jugar CVNE?

Parece bastante lógico que abordemos un proceso de consolidación, sobre todo si los márgenes siguen reduciéndose. Aquellas bodegas que no tengan marca reconocida y buenas estructuras comerciales van a sufrir mucho. No obstante, creo que este proceso será más lento que en otras industrias porque hay un numero muy elevado de empresas familiares donde el factor sentimental es importante. Las marcas reconocidas y de prestigio, entre las que está CVNE, son las que tendrán éxito a largo plazo. Nosotros siempre hemos crecido de forma orgánica, pero estamos abiertos a jugar un papel en el proceso de concentración.

En los últimos meses han vendido sus oficinas en Bilbao y han salido del capital de Viñedos Alfaro. ¿Prevén nuevas desinversiones?

No. Ahora mismo nuestra estrategia es invertir sólo en aquellos activos que nos permitan mejorar la calidad del vino. Precisamente, en los últimos meses hemos vendido aquellos activos que pensábamos que no cumplían con esta función. Con las instalaciones de Viña Real ya en funcionamiento, frenaremos la inversión en activos de bodega. En cuanto al viñedo, todavía hay bastante trabajo por hacer.

El capital flotante de CVNE apenas supera el 30%. ¿Se han planteado excluir a la compañía de Bolsa?

El rigor financiero y formal que impone estar en Bolsa es positivo. De momento no nos lo hemos planteado.

Juan Abelló controla el 15%. ¿Tiene criterios de permanencia?

Eso debería preguntárselo a él. Nosotros valoramos su experiencia financiera y de gestión. Además es un gran amante de nuestros vinos.

Las acciones suben un 19,6% en 2005 y están en máximos de dos años. ¿Cree que aún tienen potencial?

El PER número de veces que el beneficio está en la cotización de CVNE, si lo comparamos con la media de la Bolsa, es elevado. Sin embargo, si se compara con los múltiplos que se han pagado por bodegas de prestigio en EE UU y Australia la acción todavía tiene recorrido. Yo creo que a largo plazo las acciones de bienes de prestigio o de lujo tienen un valor de fondo de comercio bastante grande. Con el paso del tiempo habrá cada vez más gente acaudalada en el mundo y estos bienes tendrán mayor proyección.

Una vez finalizada la bodega de La Guardia (Álava), ¿habrá cambios en la política de remuneración?

Desde que salimos a Bolsa hemos mantenido un pay out del 20%. La idea es mantenerlo. No habíamos pensado eliminarlo, si bien la política de remuneración está sujeta a cualquier proceso inversor que acometamos en los próximos años.

'Es difícil que podamos elevar nuestra participación'

En los últimos años han incrementado sus ventas en el exterior. ¿Por qué? ¿Qué países son prioritarios en su expansión internacional?

 

En el mercado español hay menos competencia pero se crece poco. En el extranjero hay más potencial pero también mayor competencia. Para nosotros los países prioritarios son aquellos en los que se valoran los vinos de calidad: EE UU, Reino Unido, Suiza o México.

 

CVNE está especializada en vinos de Rioja de alta calidad. ¿Introducirán nuevas marcas para otros segmentos de consumidores?Si hiciéramos eso sólo sería en segmentos más elevados de precio, más exclusivos. No creo que introduzcamos gamas a precios más bajos porque ahí los márgenes son más reducidos. Creo que no sabemos producir el vino a menor coste.

 

¿Qué suponen la ampliación de la UE y la retirada de fondos europeos para el negocio del vino español?Por un lado, si hay menos dinero para las subvenciones el proceso inversor que se ha hecho en los últimos años en el sector se va a reducir mucho. Por otro, la entrada de países productores de vino a la UE va a facilitar su acceso a mercados del primer mundo donde se importa vino. Eso para España supone un aumento de la competencia. No obstante, la mayor parte de estos países tienen una imagen de productores a bajo precio y prestigio.La familia Urrutia incrementó en 2004 su participación en la compañía. ¿Seguirán con esta política?Es difícil porque el capital flotante actual ya es bastante bajo y no hay muchas oportunidades para realizar nuevas compras.

 

CVNE tiene 125 años de historia y usted representa la quinta generación familiar al frente de la compañía. ¿Qué repercusiones tienen estas circunstancias en la gestión?Nos da una experiencia que es muy apropiada para la gestión. Estar cinco generaciones al frente de la compañía nos facilita saber por dónde queremos ir. Creo que esa es una de las principales armas de nuestra bodega.

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance
Recíbela

Archivado En

_
_