Inversores

Ibersuizas vende su negocio de cemento en Cuba por 48 millones

Inversiones Ibersuizas, grupo inversor que tiene al Banco Pastor como principal accionista, ha vendido el 60% de la cementera Pailas, empresa en la que había agrupado las participaciones en el negocio cementero y de la construcción que tenía en Cuba. El comprador ha sido la compañía de inversión Apollo 200, formada por antiguos ejecutivos de bancos de negocio como Álvaro Álvarez Alonso, Carlos Martínez Campo, Ángel Serrano y Luis Garvía, que trabajó en Ibersuizas y que ocupa la vicepresidencia de la compañía, cuyo nombre completo es Las Pailas de Cemento.

La operación, que ha sido asesorada por MBD, ha ascendido a 48 millones de euros.

Ibersuizas realizó su desembarco en Cuba a principios de 2000, a través de la empresa mixta Tecnologías Internacionales para la Construcción.

La empresa se centraba fundamentalmente en el sector cementero y otros materiales para la construcción. En el momento de la compra los directivos de Ibersuizas, entonces presidida por Juan Abelló, señalaban que el interés se centraba en las necesidades de estos materiales que tenía la isla debido a la pujanza del turismo y la demanda de rehabilitación de los cascos urbanos. La intención de Ibersuizas era crear un grupo inversor en Latinoamérica, para lo que creó una filial denominada Latinvest. La primera incursión en ese mercado había sido la compra de una cementera en Ecuador, Selva Alegre.

La desinversión permite a Inversiones Ibersuizas captar nuevos fondos, tras el desembolso que ha realizado para hacerse, junto con sus socios, con el 7% del capital de la constructora FCC, aunque de forma indirecta.

La última ampliación de Ibersuizas se realizó el pasado año, y permitió dar entrada en el capital a la familia Llorens Tornes, que controla el 8,87% del capital del grupo inversor y que invirtió casi 17 millones de euros.