Industria automotriz

El consejo de administración de General Motors se declara "neutral" ante la oferta de Kerkorian

El consejo de administración del grupo automovilístico General Motors se ha declarado "neutral" respecto a la oferta presentada por la sociedad de inversión Tracinda, propiedad del magnate estadounidense Kirk Kerkorian, para adquirir el 4,95% del capital de la compañía, por un importe de 870 millones de dólares (unos 680 millones de euros), a 31 dólares por título.

De ser aceptada en su totalidad, la oferta permitirá a Kerkorian elevar su participación en el capital de la multinacional estadounidense del 3,9% con que cuenta actualmente hasta el 8,84% de la sociedad. El plazo de aceptación de la oferta se extiende hasta el próximo 7 de junio. La oferta de Kerkorian está dirigida a 28 millones de acciones de General Motors, y según el magnate el propósito de esta operación es puramente financiero.

Marcas en dificultades

La agencia Standard & Poor's rebajó la semana pasada la calificación crediticia de General Motors y Ford, los dos principales fabricantes de vehículos de Estados Unidos, al grado especulativo, conocido también como 'bonos basura', por la difícil situación de ambas compañías.

Standard & Poor's advirtió de que la oferta del magnate Kirk Kerkorian para elevar su participación en el capital de General Motors representa una incertidumbre adicional para el grupo, si bien no influyó en la rebaja del rating.

General Motors cerró el primer trimestre del año con unas pérdidas netas de 1.104 millones de dólares (856 millones de euros), frente a un beneficio neto de 1.208 millones de dólares (936,4 millones de euros) en el mismo período de 2004. La facturación se mantuvo estable con 45.773 millones de dólares (35.483 millones de euros).