Estabilidad presupuestaria

El Gobierno fija en el 0,4% el déficit previsto para 2006

El Estado ingresará el año próximo 127.935,07 millones de euros y tendrá un límite de gasto en contabilidad nacional de 131.775,47 millones, lo que arrojará un déficit del 0,4% del PIB, una décima por debajo de lo previsto para 2005.

Así lo ha acordado hoy el Consejo de Ministros, que también ha dado el visto bueno al objetivo de estabilidad presupuestaria para el conjunto de las Administraciones Públicas en el periodo 2006-2008, con una previsión de superávit del 0,2% del PIB en 2006, del 0,3% en 2007 y del 0,4% en 2008.

En cumplimiento de la Ley de Estabilidad Presupuestaria, el Ejecutivo enviará ambos acuerdos al Parlamento para su ratificación.

Una vez efectuados determinados ajustes sobre el techo de gasto en contabilidad nacional, resulta un límite de gasto no financiero para el Estado de 133.947 millones de euros, el 7,6% más que lo fijado para 2005.

Además, tal y como establece la Ley de Estabilidad, el Gobierno ha presentado un plan económico-financiero por el déficit de 9.863 millones de euros (el 1,23% del PIB) registrado por el Estado en 2004.

De esa cifra, 7.959 millones correspondieron a operaciones no recurrentes derivadas de deudas generadas en años anteriores, como la asunción de la deuda histórica de RENFE (por un importe de 5.459 millones de euros, equivalentes al 0,68 por ciento del PIB) o la liquidación de la deuda pendiente con Andalucía (2.500 millones, el 0,31% del PIB).

El Gobierno considera que, dado el carácter excepcional y no recurrente de las operaciones que causaron el desequilibrio, no hace falta ninguna medida de corrección, pues no afectarán a ejercicios posteriores.

Reducción del déficit

En cuanto al objetivo de estabilidad presupuestaria para los próximos años, establece una reducción del déficit del Estado, que pasará del 0,4% del PIB en 2006 al 0,3 en 2007 y 2008, y el mantenimiento del superávit de la Seguridad Social en el 0,7% del PIB para los tres años.

A su vez, el conjunto de las comunidades autónomas tendrá un déficit del 0,1% del PIB en 2006 y 2007, para situarse en equilibrio en 2008, tal y como aprobaron las propias comunidades en el Consejo de Política Fiscal y Financiera el pasado 10 de mayo. Por su parte, las corporaciones locales se situarán, según estas previsiones, en equilibrio los tres años.

Estos objetivos difieren ligeramente de los incluidos en el Programa de Estabilidad 2004-2008, que el Gobierno actualizó en diciembre pasado, pero sólo en lo referido a 2007.

Así, al retrasarse un año, hasta 2008, la consecución de equilibrio por parte de las comunidades autónomas, el superávit previsto para el conjunto del sector público en dicho ejercicio pasa del 0,4 al 0,3% del PIB.