Conflicto comercial

China carga contra occidente y descarta medidas para frenar las exportaciones textiles

El Ministerio chino de Comercio ha descartado hoy la aplicación de nuevas medidas para frenar sus exportaciones en respuesta a las exigencias de la Unión Europea y EE.UU., que además acusa a Pekín de mantener su moneda barata. "China no va a poner freno voluntariamente a sus exportaciones textiles, porque no obedece los principios básicos del acuerdo textil" (que expiró el 31 de diciembre de 2004), señaló Bo Xilai, ministro de Comercio, según la página web del Ministerio.

China considera las medidas impuestas contra el textil chino como "injustas" y "proteccionistas" y ha desmentido además que esté manipulando la cotización de su moneda para conseguir una injusta ventaja comercial. Señala además que más de la mitad de las exportaciones textiles chinas se fabrican en compañías de capital extranjero.

Bo acusó ayer a los países desarrollados de exigir estándares comerciales globales de libre comercio cuando disfrutan de ventajas pero aplican restricciones cuando sus intereses se ven amenazados, y afirma que bBajo las normas de la Organización Mundial del Comercio (OMC), "ese doble rasero no está permitido".

Puerta abierta a las negociaciones

El anuncio del ministro se produce un día después de que EEUU añadiera cuatro nuevas categorías de textiles chinos (entre ellos pantalones, camisas y productos de hilo) a las tres a las que ya está aplicando restricciones tras la avalancha de importaciones desde el levantamiento de las cuotas el pasado 1 de enero.

La decisión de China puede producir represalias también por parte de la UE, que abrió en abril una investigación sobre nueve categorías de exportaciones textiles chinas y que ayer advirtió de posibles medidas de salvaguarda si Pekín no muestra una "actitud constructiva".

Pese a la dureza de sus declaraciones, el ministro chino ha dejado la puerta abierta a las negociaciones: "China y EEUU deben incrementar las consultas y la cooperación para resolver adecuadamente los problemas que surgen en las relaciones económicas", ha añadido.