Sanidad

Sevilla ve 'poco margen' para solucionar el déficit sanitario

El ministro de Administraciones Públicas, Jordi Sevilla, lanzó ayer una advertencia a las comunidades más endeudadas por su política sanitaria. El Estado, advirtió, tiene 'poco margen' para solucionarles el problema.

Ello quiere decir que el Gobierno sólo incorporará a los Presupuestos del año que viene nuevos criterios para amortiguar déficit futuros y también una actualización del censo de población, así como soluciones para afrontar el problema de los desplazados a cada territorio, sobre todo a poblaciones costeras, en periodo vacacional. En ningún caso, el Ejecutivo central abordará la deuda contraída ya por las comunidades en este terreno, superior a los 4.000 millones de euros, ni tampoco arbitrará fórmulas fiscales que, de cualquier modo, correspondería aplicar a las distintas comunidades.

Las más afectadas son Madrid, la comunidad valenciana, Canarias, Baleares y Cataluña. 'El Gobierno va a tener poco margen para encauzar este problema. Si hay más demanda sanitaria, las comunidades deberán tomar sus decisiones de subir o bajar impuestos. Lo que no es razonable es que algunas digan que no tienen dinero para pagar la sanidad y luego reduzcan impuestos', afirmó Jordi Sevilla.

Dentro del Consejo de Política Fiscal y Financiera funcionan dos grupos de trabajo que abordan el problema de la financiación sanitaria, uno de los cuales está centrado en el estudio de la evolución del censo de población.

Por otra parte, el documento que el Gobierno trasladará a la Conferencia de Presidentes para abordar la reforma general del modelo de financiación apuesta por dotar a los diferentes territorios de mayor autonomía financiera. 'Sería bueno que pudieran tomar decisiones fiscales por sí mismos, sin afectar a otras administraciones', mantuvo Sevilla.

El ministro mostró su rechazo a usar la publicación de las balanzas fiscales como instrumento de decisión política para condicionar el nuevo modelo de financiación. A su juicio, éstas sólo tienen 'valor académico'.

Negativa a transferir el coste político

Las comunidades autónomas pueden subir el tipo del tramo del Impuesto sobre la Renta que ya tienen cedido, pero ninguna de ellas lo ha hecho hasta ahora para no asumir costes políticos. 'Sin embargo', comentó ayer el ministro de Administraciones Públicas, 'estarían encantadas si lo hiciera el Gobierno central para recaudar más. En el futuro no debe ser así, cada comunidad tiene que asumir el coste político de subir los impuestos', mantuvo.

En este criterio se enmarca la decisión del Gobierno de alumbrar un nuevo modelo de financiación que defina mejor los 'espacios fiscales' propios de cada territorio.

Sevilla confía en que el PP se sume a la negociación del nuevo modelo, así como al rosario de reformas estatutarias. En todo, caso, 'el Gobierno', apuntó, 'no le dará derecho de veto'.