Fondos europeos

Solbes afirma que la propuesta luxemburguesa sobre fondos de la UE es insuficiente

El vicepresidente segundo y ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes, ha afirmado hoy que la propuesta de la presidencia luxemburguesa de la UE sobre las nuevas perspectivas financieras 2007-2013 es mejor para España, pero aún sigue siendo "insuficiente" a pesar de que ya se reconoce el problema específico español.

Durante una interpelación en el Senado formulada por el senador del PP, Damián Caneda, el ministro dijo que la primera fase de la estrategia negociadora del Gobierno pasaba por convencer al resto de países de que exista un problema español, y aseguró que esta objetivo se ha conseguido y que ahora la negociación de España pasa por buscar soluciones a esta dificultad específica.

Así, dijo que la propuesta luxemburguesa hace referencias "claras" a este problema, estableciendo un periodo transitorio para la recepción de las partidas del Fondo de Cohesión por parte de España, aunque admitió que algunos países se han mostrado contrarios a la transitoriedad de este fondo en base a que no está recogido en los tratados de la UE.

El titular de Economía ha asegurado que la estrategia del Ejecutivo español se basa en la idea de conseguir, además de un periodo transitorio para el Fondo de Cohesión, participar en las partidas de competitividad, hasta ahora reservadas a los países más desarrollados, así como mejorar el fondo especial para las regiones ultraperiféricas, con el fin de conseguir que la pérdida de fondos sea paulatina y que España no se convierta de la noche a la mañana en contribuyente neto.

"Importantes divergencias "

No obstante, Solbes ha recordado que en la reunión informal del Ecofin del pasado sábado se pusieron de manifiesto las "importantes divergencias" que existen entre los países para alcanzar un acuerdo, por lo que ha asegurado que dicho acuerdo no será "fácil" y que España debe admitir como una consecuencia "lógica" de su mayor desarrollo la pérdida de fondos de la UE.

"Hay que ser realistas", ha reiterado el ministro, tras indicar que lo que le va a suceder a España (la pérdida de fondos) no es un "ninguna tragedia", ya que ha culminado con éxito la lógica de la política de cohesión de la UE, que no es otra que la mejora de su nivel de renta.

En cuanto a los plazos de la negociación, ha señalado que la presidencia luxemburguesa presentará esta misma semana una segunda propuesta, y ha apuntado que lo deseable para España es alcanzar un acuerdo en junio, ya que si se retrasa la negociación a la presidencia británica será aún más complicado por el contencioso del Reino Unido con el llamado 'cheque británico', del que aseguró que no es aceptable que se mantenga si no se articula una solución específica para España.

Efectos de la revisión del PIB

Solbes ha añadido que el retraso de la negociación podría generar, además, mayores dificultades para las regiones españolas que tendrán un periodo transitorio en la salida del '0bjetivo 1', dado el proceso de revisión del PIB, que supondrá un incremento del mismo y que afectará también a las comunidades.

No obstante, ha matizado que en este momento la negociación se está basando en las cifras del año 2003 y éstas, según dijo, no se verán modificadas. Además, dijo que, aunque es cierto que se producirá un aumento del PIB total, cuando se toma el PIB ponderado por poder de compra, las diferencias de cifras no serán tan significativas, dado el aumento de población que ha vivido España. "Este es un punto importante (la revisión del PIB), pero sólo jugará en un supuesto caso de que las perspectivas financieras se negociaran el próximo año", ha precisaso.

PP: El tiempo pasa sin acuerdo

Por su parte, Caneda ha indicado que el tiempo pasa y que no se vislumbra ningún acuerdo, y coincidió con el ministro en defender la necesidad de articular periodos transitorios en la pérdida de fondos comunitarios. "España no puede soportar el mayor coste de la ampliación", ha subrayado.

Dicho esto, el senador popular puso en duda la capacidad negociadora del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y ha demandado una negociación "transparente" que logre un aterrizaje "suave" de los fondos, sin cambios bruscos, tal y como se ha hecho en otros procesos negociadores con otros países miembros.