Industria aeronáutica

EADS aplaza hasta junio la solución definitiva a la batalla por la presidencia de Airbus

No ha habido solución de compromiso. El consorcio aeroespacial europeo EADS no ha conseguido llegar a un acuerdo para reformar la estructura de poder en el grupo. El delicado juego de equilibrios entre los cargos ocupados por alemanes y franceses (países que controlan el 30% del grupo cada uno) ha impedido en esta ocasión el acuerdo sobre la dirección de Airbus, y el bloqueo de éste contagia al resto del grupo.

La solución a la enrevesada carambola de cambios de puesto se aplaza ahora hasta junio, y con ella se aplaza también el nombramiento de los dos nuevos copresidentes de la matriz, Noël Forgeard y Thomas Enders. El primero, francés, es el actual presidente de Airbus, y es su relevo el que ha encendido la chispa del conflicto. El segundo, alemán, preside la división de defensa. Ambos seguirán en sus puestos hasta el próximo mes.

Mientras tanto, a los mandos de este gigante europeo que mira cara a cara a Boeing en el sector aeronáutico civil, y que se atreve a fabricar material de defensa con la última tecnología, y sin la ayuda de EE UU, estará el tándem Manfred Bischoff y Arnaud Lagardère.

"Necesitamos tiempo"

AIRBUS GROUP 106,70 -0,07%

Aunque hasta ayer, cuando tuvo lugar la junta de accionistas ordinaria del consorcio, se daba por seguro que Forgeard asumiría temporalmente, al mismo tiempo, la presidencia de la matriz y de la filial, hasta el acuerdo, el consejo del consorcio ha optado por tomar la vía de la prudencia.

"Necesitamos tomarnos un tiempo para evitar adoptar una mala decisión. Estamos intentado encontrar la mejor solución en un contexto complicado", decía ayer el copresidente Manfred Bischoff ante la junta general.