Eléctricas

Endesa dará un dividendo extra con los fondos de la venta de Auna

El beneficio neto de Endesa se disparó un 27% en el primer trimestre del año, hasta 560 millones. Las plusvalías por desinversiones, el déficit de tarifa contabilizado como ingreso y el fuerte crecimiento del negocio internacional son las razones de este resultado. La eléctrica ha anunciado que el dinero que obtenga de Auna lo destinará a nuevas inversiones en el exterior, a reducir la deuda y a pagar un dividendo extraordinario.

Después de que æpermil;lectricité de France (EDF) desestimara la oferta de Endesa por su filial italiana Edison, a cuya adquisición pensaba destinar lo que ingresara por la venta de Auna, la eléctrica dará otro uso a esos futuros ingresos. Según aseguró ayer el consejero delegado de la compañía, Rafael Miranda, en la presentación de resultados del primer trimestre, este dinero lo destinará 'a inversiones en nuevos proyectos en Europa y Latinoamérica; a reducir el endeudamiento y a una remuneración extraordinaria a los accionistas'.

Endesa ha iniciado, junto a sus socios Unión Fenosa y el Santander, un proceso ordenado para la venta de su participación en la operadora, que ha aportado cinco millones al resultado de Endesa, cinco veces más que el año pasado. Auna elevó la cifra de negocio un 12% hasta 1.092,4 millones y un 15% el Ebitda hasta 266,7 millones. A 31 de marzo de 2005, Auna tenía 9,6 millones de clientes de móvil y 942.461 clientes de acceso directo, es decir, un 35% y un 13% más. Teniendo en cuenta el valor contable (1.070 millones) de la participación que le eléctrica tiene (el 32,7%), y que la valoración de referencia que los accionistas manejan se sitúa en 12.500 millones (incluida la deuda), Endesa podría lograr plusvalías de más de 1.500 millones.

La eléctrica sorprendió ayer al mercado con un incremento de su beneficio neto del 27%, 560 millones de euros, frente a previsiones muy inferiores que habían publicado los analistas. Este buen resultado se obtuvo gracias a que la empresa no contabilizó la desviación de los ingresos de las actividades reguladas (el llamado déficit de tarifa) que se ha registrado en los tres primeros meses. De haberlo tenido en cuenta, el beneficio neto en el trimestre habría descendido un 14%. Endesa ha calculado un déficit para todo el sector de 629 millones, de los cuales, le corresponde un 44%.

ENDESA 18,48 2,67%

En este sentido, la compañía ha seguido la práctica del resto de las eléctricas, que han sumado como un ingreso este déficit, a la vista de que en años anteriores, el Gobierno reconoció legalmente su cobro.

Además de este efecto, el resultado de Endesa se ha visto favorecido por las plusvalías obtenidas por la venta de terrenos en Palma de Mallorca (75 millones); la de la participación de un 5% de Endesa Italia a su socio italiano Brescia y de una pequeña sociedad en Casablanca. También, según subrayó Miranda, por el fuerte crecimiento del beneficio del negocio en Europa (un 93%) y Latinoamérica (36%). En España y Portugal, el incremento se situó en el 21%, hasta 380 millones.

La cifra de negocios de la compañía que preside Manuel Pizarro creció un 29,5% hasta 4.317 millones, de los que 4.187 millones correspondieron a ventas de electricidad. Por su parte, el resultado bruto de explotación ascendió a 1.486 millones, casi un 7% más, mientras que el beneficio neto de explotación creció el 4% hasta 1.051 millones.

25 millones para CO2

Aunque la generación de electricidad en España aumentó un 13% (48.386 GWh), el negocio eléctrico se resintió por el alza de los precios de los combustibles. De hecho, el margen bruto de esta actividad sólo subió un 2,9%.

En cuanto al coste de la compra de derechos de emisión de CO2 para sus centrales térmicas, a lo que están obligadas desde el 1 de enero las empresas del sector que emitan por encima de los derechos que se le han otorgado, Endesa ha tenido que pagar en el trimestre 25 millones de euros. Concretamente, la eléctrica ha tenido que comprar 2,2 millones de toneladas a un precio medio de 11,8 euros la tonelada.

La deuda neta de Endesa a 31 de marzo era de 19.056 millones, un 1,9% más (358 millones) que a inicios de año, debido a la devaluación del euro. El grado de apalancamiento se situó en el 143,7%, frente al 149,6% del 1 de enero, gracias al aumento de 759 millones registrado en el patrimonio neto de la compañía, que se situó en 13.257 millones. La venta de activos le proporcionó 281 millones, con unas plusvalías brutas de 116 millones.

Subida moderada de tarifas

El consejero delegado de Endesa, Rafael Miranda, pidió ayer cambios en la tarifa eléctrica para que incluya subidas anuales 'moderadas', de entre un 2% y un 3% durante los próximos cinco años, que compensen las desviaciones entre gastos e ingresos del actual sistema retributivo.

Miranda apeló al 'realismo' para introducir cambios estructurales en el cálculo de la tarifa de forma progresiva, al tiempo que las compañías recuperan el déficit. Asimismo, lado, el director general del negocio eléctrico en España, José Bogas, se opuso a una limitación 'absoluta' de precios en el pool para la generación nuclear e hidráulica, como medida para mejorar la formación de precios y evitar las distorsiones de los CTC, aunque admitió ciertas limitaciones 'con condiciones'.