Caso Urbanor

'Los Albertos' defienden ante el juez que creyeron "veraz" la carta presuntamente falsa de sus ex socios

Los empresarios Alberto Cortina y Alberto Alcocer han señalado hoy ante el titular del Juzgado de Instrucción número 11 de Madrid, Juan Javier Pérez, que siempre creyeron en la veracidad de una carta de sus ex socios en Urbanor en la que se acordaba silenciar determinados datos para perjudicarles en el juicio que se celebró contra ellos en 2000, por el que resultaron condenados a 3 años y 4 meses de prisión, según han informado fuentes jurídicas.

También han explicado que por esta razón se personaron en la querella abierta contra sus ex socios Pedro Sentieri y Julio San Martín tras la aparición casual de la misiva.

Los Albertos" realizaron estas declaraciones durante sendas comparecencias celebradas ante el juez Pérez como imputados en un delito de denuncia falsa y falsedad en documento privado por su presunta "participación intelectual" en la elaboración de la citada misiva. Los interrogatorios se prolongaron durante aproximadamente hora y media cada uno.

Los primos aportaron al Juzgado abundante documentación relativa a contratos que han firmado con varios expertos a los que encomendaron la búsqueda de las pruebas que demostraran su inocencia en la denominada operación Urbanor -que consistió en la venta de los terrenos en los que se construyeron las Torres Kio-. Según las mismas fuentes, los empresarios habían prometido a estos especialistas un 20 por ciento del total de la indemnización de Urbanor (4.000 millones de pesetas), a cambio de información que sirviera para respaldar la revisión de sus condenas.

Igualmente ha comparecido hoy ante el juez, también como imputada, la documentalista Gloria Álvarez, que fue la que entregó a la Fiscalía la carta presuntamente falsa (donde aparecía la firma de Sentieri), tras alegar que la había encontrado en el buzón de su domicilio. La mujer mantuvo hoy la misma versión ante el juez aunque, según fuentes presentes en el interrogatorio, no le fue fácil justificar que disponía de los conocimientos jurídicos precisos que utilizó en el comunicado que dirigió al fiscal.

Sobre Álvarez, tanto Cortina como Alcocer han señalado que, aunque no la conocían personalmente, sabían que hace años estuvo en contacto con uno de sus abogados, Antonio Hernández Gil. También estaba citado para hoy el arquitecto Sentieri, en calidad de testigo, aunque no compareció ante el Juzgado.

'Los Albertos' se valieron de la aparición de la mencionada carta para personarse en unas diligencias ya abiertas por el Juzgado de Instrucción número 11 contra los empresarios valencianos Sentieri y San Martín, a los que acusaban de haber mentido en el juicio del "caso Urbanor" para perjudicarles.

El juez Pérez ha archivado esta causa por considerar que la misiva no era auténtica y acordó la apertura de diligencias contra los ex banqueros y la documentalista por posibles delitos de denuncia falsa y falsedad en documento privado.