Alimentario

La FIAB elabora un código de regulación en la publicidad de alimentos

La Federación de Industrias de Alimentación y Bebidas (FIAB) ha elaborado un Código de Autorregulación de la publicidad de alimentos dirigida a menores, en especial a los de menos de 12 años, que evitará el uso de famosos en la publicidad para niños o una excesiva presión publicitaria.

Según el Código PAOS, Código de Autorregulación de la Publicidad de Alimentos dirigida a menores, prevención de la obesidad y salud, también se prevén sanciones de hasta 360.000 euros para las infracciones muy graves y la creación de una Comisión de Seguimiento.

Detalla que la aplicación de las normas del mismo se ponderará en función de la edad de los destinatarios del anuncio publicitario concreto, con especial cautela en los mensajes dirigidos a menores de 12 años. Así indica que en la presentación de los productos la publicidad no deberá inducir a error a los menores, además se adoptarán precauciones para no explotar la imaginación del menor y se evitarán presentaciones que puedan asustarlos.

Señala que los anuncios a menores deben evitar el uso de una presión comercial excesiva, por lo que no debe hacer un llamamiento directo a los menores a la compra del producto anunciado explotando su inexperiencia o su credulidad, ni incitarles a que pidan o persuadan a sus padres o a otras personas para que compren los productos anunciados.

Advierte de que no participarán ni aparecerán personajes especialmente próximos al público menor de edad, aunque sí podrán participar en campañas de salud pública y educativas.

Incide en que no se llevarán a cabo tele promociones, que los anuncios de publicidad de alimentos y bebidas dirigidos a menores deben separarse claramente de los programas y que las presentaciones comparativas deben ser presentadas de manera que los menores las entiendan con claridad.