Contabilidad

La nueva norma contable reduce un 39% el beneficio en concesiones de ACS

Nueva foto de los resultados de ACS con la recién estrenada contabilidad. La primera constructora española ha reelaborado las cuentas de 2004 de acuerdo con las normas contables (NIC) vigentes desde este año y el principal cambio atañe al negocio de concesiones. El beneficio de esta actividad se reduce un 39%, de 64,4 millones a 39,6 millones.

Si bien, el resultado neto del grupo, 460,4 millones, se ve afectado levemente, y se reduciría 7,9 millones (452,5 millones) como saldo de los ajustes negativos y positivos. El cambio contable, según ACS, genera un efecto recurrente a futuro de 28 millones más en la cuenta, informó a la CNMV. Además, las ramas de construcción y servicios se ven beneficiadas.

En los efectos negativos destaca, igual que para el resto del sector, que ya no se pueden diferir los gastos financieros de las concesiones, sino que hay que imputarlos linealmente cada año (25 millones en el caso de ACS correspondientes sobre todo a su participada Abertis). También desaparece la aportación a la cuenta del beneficio por vender acciones propias, que pasa a patrimonio.

ACS 24,13 0,63%

Mientras, la principal ventaja es que ya no se tiene que amortizar el fondo de comercio (diferencia entre el valor contable y el de mercado de las participadas).