Cambios

Basagoiti se opone a cambios 'radicales' en el mercado mayorista de la electricidad

El presidente de Unión Fenosa, Antonio Basagoiti, alertó ayer sobre la inseguridad que introduciría en el sector eléctrico la adopción de cambios 'radicales' en la estructura y organización del mercado de la electricidad (pool), que pretende modificar el Gobierno a través del Libro Blanco de la generación eléctrica.

En su discurso ante la junta general de accionistas, Basagoiti subrayó que el actual modelo del sector eléctrico ha sido 'útil y ha funcionado bien' durante muchos años, y ha permitido a las empresas desarrollar un gran proceso inversor para garantizar la seguridad del suministro. Aunque admitió que el sistema debe revisarse, considera que 'no parece justificado y que posiblemente resulte imprudente acometer un cambio radical' y 'un cierto grado de continuidad es siempre deseable cuando las cosas han funcionado razonablemente bien', dijo.

Basagoiti recordó que las tarifas eléctricas se han reducido un 38% en términos reales y que su estructura es 'cada vez más incompatible con un mercado libre que crece'. En su opinión, la tarifa integral debe dar paso a una tarifa de acceso o peaje que responda al principio de suficiencia.

Respecto a los costes de transición a la competencia (CTC), Basagoiti insistió en que son 'un derecho irrenunciable', que Fenosa defenderá 'porque forman parte de su patrimonio, independientemente del sistema de cobro que se aplique.

Tanto Basagoiti como el consejero delegado de la compañía, Honorato López Isla, ratificaron los objetivos del plan estratégico de la empresa y recalcaron que este año el beneficio por acción crecerá más del 10%, el doble que en 2000, y que, en 2007, el apalancamiento se situará por debajo del 50%.

La junta ratificó el nombramiento de Julio Fernández Gayoso y de Miguel Canalejo como consejeros, y reeligió en el cargo, por cinco años, y a Jaime Terceiro y Ernesto Mata. Asimismo, aprobó el reparto de un dividendo 0,5948 euros por acción en 2005. El 3 de enero la eléctrica ya pagó de 0,272 euros a cuenta de los beneficios de 2004 y tiene previsto un dividendo complementario de 0,3228 euros por acción a partir del 1 de julio.