Distribución

Carrefour encargará a Dia la gestión de las tiendas de descuento Endi en Turquía

La compra de las cadenas turcas Gima (81 supermercados) y Endi (45 tiendas de descuento) no sólo ha permitido al grupo Carrefour convertirse en el líder de la distribución en Turquía, sino que también le ha colocado con 300 establecimientos en el segmento de descuento.

Carrefour, que ya contaba con 255 tiendas de este tipo en el mercado turco, encargará al grupo Dia, que tiene su sede en España, la gestión de los establecimientos Endi, según informaron fuentes de la multinacional francesa.

El equipo directivo de Dia asumirá, pues, la integración y el desarrollo de estas tiendas. Lo que todavía no está decidido es si se llevará a cabo un cambio de enseña o, en caso afirmativo, cómo se realizará.

Carrefour Turquía era hasta ahora el segundo operador del sector de la distribución alimentaria en el país con una cifra de negocio de 702 millones de euros, sin contar impuestos. Además de las 255 tiendas de descuento, la multinacional francesa también posee 12 hipermercados y siete supermercados. Este último formato será el gran beneficiado de la operación de compra anunciada el martes, ya que pasará a contar con 88 establecimientos.

Dia posee unas 5.000 tiendas en los ochos países en los que opera (España, Portugal, Francia, Turquía, Grecia, Brasil, Argentina y China). Más de la mitad de los establecimientos están en España y una gran parte de ellos son franquicias. El grupo Dia, al frente del cual está el español Javier Campos (también miembro del directorio de Carrefour), ha decidido una firme apuesta por la internacionalización. De hecho, a pesar de que sólo las filiales de Portugal y Grecia aportaron en 2003 (últimos datos disponibles) beneficios al grupo, Dia mantiene una clara vocación internacional.

La adquisición de la cadena de tiendas de descuento Endi se enmarca, según el grupo, dentro de la estrategia global de Carrefour de consolidar 'una posición estable en todos los mercados en los que está presente'.

Dia Turquía, constituida en 1999 y en la que grupo posee el 60%, perdió nueve millones de euros en 2003.