Elecciones en Reino Unido

Los británicos dan a Tony Blair su tercera mayoría absoluta

El primer ministro británico, el laborista Tony Blair, ha ganado por tercera vez consecutiva las elecciones legislativas en el Reino Unido. A las 5.30 de esta madrugada los resultados oficiales han confirmado el histórico resultado del laborismo, aunque con una victoria menor de la esperada. Los laboristas obtienen 353 diputados con el 37% de los votos, frente a los 195 (33%) de los conservadores y 59 de los liberal-demócratas.

Pasadas las 03.00 (hora peninsular española) Tony Blair ha comparecido sonriente, aunque sin excesivo entusiasmo -ya sabía que había sido reelegido por su circunscripción, Sedgefield-. Ha agradecido el apoyo de sus electores y ha admitido que tendrá una mayoría más "reducida", aunque suficiente para el tercer mandato. Acompañado por su esposa, Cherie, ha reconocido que la guerra de Irak "había dividido" a los británicos, pero ha prometido que su Gobierno "escuchará a la gente" y responderá de forma "responsable y sabia" al mensaje recibido del electorado. "Está claro que el pueblo británico quiere que siga el Gobierno laborista", ha dicho. "Tenemos que garantizar que nos centramos en los asuntos que interesan a la gente, las cosas de las que se han hablado en esta campaña", ha agregado el primer ministro.

Blair, primer ministro del Reino Unido desde 1997, ha recordado que hace años mucha gente creía que los laboristas no podrían volver a gobernar pero "hemos logrado mucho, estamos muy orgullosos de lo conseguido y también decididos a hacer más en los próximos años". Ha asegurado que el Laborismo seguirá siendo un partido de "solidaridad y justicia social".

A media mañana está previsto que el líder laborista visite en el Palacio de Buckingham a la reina Isabel II, quien le encargará la tarea de formar Gobierno.

Los datos oficiales, con 619 de las 646 circunscripciones escrutadas, otorgan 353 diputados al Partido Laborista, 195 a los conservadores, 59 a los liberal-demócratas y 12 a los demás partidos, en una Cámara de los Comunes compuesta por 646 escaños. Mantienen sus escaños el viceprimer ministro, John Prescott, el ministro de Economía, Gordon Brown, a quien se señala como sucesor de Blair; el ministro de Exteriores, Jack Straw, éste último contra algunas previsiones que indicaban que la guerra de Irak le pasaría factura, y la actriz Glenda Jackson, también laborista.

La victoria de Blair ha llegado a costa de una sangría de diputados laboristas, que obtuvieron 412 asientos en las pasadas elecciones. Al término de la legislatura, sin embargo, en la Cámara de los Comunes había 408 diputados laboristas y 247 de la oposición, por lo que el partido de Tony Blair disfrutaba de una mayoría de 161.

Baja participación

La participación era baja, el 57%, con la mitad de las circunscripciones escrutadas. Más de 44 millones de británicos estaban convocados a votar. En las últimas elecciones, en 2001, la afluencia a las urnas se situó en el 59,3%, el nivel más bajo desde 1918.

El nuevo Parlamento tendrá 646 escaños a causa de cambios en las circunscripciones. Sin embargo, la votación en una de esas 646 ha quedado pospuesta por la muerte del candidato liberal-demócrata.

Estabilidad política

Diseñado para mantener la estabilidad política, el sistema británico perjudica a los partidos más pequeños y recompensa a las formaciones mayoritarias. Es un sistema muy básico, ya que se trata de obtener la mayoría simple a una sola vuelta, lo que favorece el bipartidismo. De cada circunscripción electoral sólo se elige a un representante, el candidato con mayor número de votos.

La Cámara de los Comunes

Con su voto, los británicos eligen a los diputados de la Cámara de los Comunes, 646 escaños, uno por cada circunscripción electoral, designados por el sistema de mayoría simple a una sola vuelta. Un total de 529 escaños corresponden a Inglaterra, 59 a Escocia, 40 a Gales y 18 a Irlanda del Norte. Además de británicos, pueden votar ciudadanos de la Commonwealth (mancomunidad de naciones de habla inglesa) y de la República de Irlanda que residan en el Reino Unido.