EDITORIAL

IBM opta por España

En una época plagada de temores por las deslocalizaciones, la noticia de que una gran multinacional refuerza sus actividades en España no puede pasar desapercibida. IBM anunció ayer una profunda reestructuración que provocará el despido de 13.000 de sus empleados, la mayoría de sus filiales europeas. Sin embargo, el cambio otorga a Madrid, junto a Zúrich, más protagonismo en las decisiones de la compañía en Europa.

Las razones que han movido a IBM a privilegiar a su división española son la eficacia mostrada por ésta en proyectos internacionales. Entre ellos, el centro de servicios financieros y el laboratorio de software para bancos con sede en Barcelona. Los menores costes laborales y el entorno político y económico también contribuyen a esta decisión. España sigue siendo una buena plataforma para las multinacionales.