Peores expectativas

El indicador de confianza del consumidor baja 1,4 puntos en abril

El Indicador de Confianza del Consumidor (ICC) disminuyó 1,4 puntos en abril respecto al mes anterior, debido a que siguen deteriorándose las expectativas sobre la evolución económica en los próximos meses y a la peor valoración del mercado laboral.

El indicador, que elabora el Instituto de Crédito Oficial, bajó al 87,3, frente al 88,7 de marzo, indicando que los consumidores perciben que la situación económica ha empeorado en los últimos seis meses y que además seguirá haciéndolo en el próximo semestre.

Respecto a las expectativas, de los consumidores en abril, éstas son más pesimistas que en marzo debido a que han empeorado sus perspectivas respecto al mercado de trabajo y, en menor medida, las correspondientes a su economía familiar, aunque han mejorado las expectativas sobre la evolución futura de la economía española después de dos meses de caídas.

Las provincias más pobres, las más optimistas

Sólo se aprecia una ligera mejoría del indicador en aquellas provincias con el PIB per cápita más bajo (las que están por debajo del 85% de la media de España), gracias a la mejor valoración de la situación actual que hacen sus consumidores.

El ICO destaca que el empeoramiento del ICC se produce pese a los buenos datos de afiliación a la Seguridad Social, y a la generación de empleo que se refleja en la revisión de la Encuesta de Población Activa.