Tribunales

Archivada la denuncia contra Botín, Abelló y Del Rivero por la operación Sacyr-BBVA

La Fiscalía Anticorrupción ha archivado la denuncia de la Asociación para la Defensa de Inversores y Clientes (ADIC) contra el presidente del Grupo Santander, Emilio Botín, y el consejero de Sacyr-Vallehermoso, Juan Abelló, y el presidente de la compañía, Luis del Rivero, entre otros. Así lo indica, en un comunicado, el Ministerio Fiscal quien, tras examinar la documentación requerida al Banco Santander, "descartó la existencia de irregularidades" y, en concreto, el uso de información privilegiada que reflejaba la denuncia.

La denuncia, formulada en enero de este año, se refería a los presuntos delitos de "uso de información relevante para la cotización de valores", "imposición de acuerdos abusivos con ánimo de lucro en perjuicio de los demás socios" e "impedimento de la actuación de las autoridades inspectoras y supervisoras". Además de Botín, Del Rivero, Abelló y Alfredo Sáenz - consejero del Santander-, ADIC aludía también como autores de estos presuntos delitos a Demetrio Carceller y Matías Cortés, consejeros ambos de Sacyr Vallehermoso, y dirigía también la denuncia a la constructora y el banco como "responsables civiles subsidiarios".

En el escrito de denuncia se indicaba que los cuatro consejeros de Sacyr actuaron al margen de los demás consejeros de la constructora y, uno de ellos, Juan Abelló, comunicó "reservadamente" este "golpe de mano" a Emilio Botín, presidente del Banco Santander. Gracias a esta información privilegiada, el banco "se apresuró a vender de inmediato" el 2,23% de las acciones de Sacyr en la cartera del SCH "infringiendo" además "las obligaciones sobre publicidad financiera". Posteriormente, según el relato de ADIC, los títulos de Sacyr "se desplomaron" en Bolsa, desde 12,28 a 11,40 euros por acción, lo que supuso un "beneficio ilícito" de 5,57 millones de euros. Por ello, según figura en el comunicado, la Fiscalía Anticorrupción requirió información al SCH sobre la venta del 2,23% de las acciones de Sacyr-Vallehermoso y ha desechado la posibilidad de que Juan Abelló utilizase información privilegiada. A requerimiento del fiscal, el SCH explicó que la venta de acciones de Sacyr fue "una decisión estratégica tomada con anterioridad a la operación del intento de control del BBVA".

"Tras practicar las investigaciones oportunas -indica el comunicado- la Fiscalía Anticorrupción ha decretado el archivo de las diligencias informativas incoadas a raíz de la presentación de la mencionada denuncia". ADIC constituye una de las dos acusaciones particulares en el denominado caso de las cesiones de crédito que, previsiblemente, será juzgado por la Audiencia Nacional este año, y tiene planteados otros pleitos en contra del Banco Santander y su presidente, Emilio Botín.