Petroleo

Los precios del crudo impulsan el beneficio de BP un 29%

El constante incremento del precio del petróleo ha ayudado al gigante BP aumentar su beneficio un 29%, hasta alcanzar los 4.255 millones de euros en los tres primeros meses del año.

La segunda mayor petrolera mundial por capitalización bursátil volvió a batir las previsiones de los analistas. Los beneficios de BP entre enero y marzo de este año se han visto impulsados en un 29% debido al encarecimiento del precio del petróleo.

El beneficio neto del grupo, incluidos los extraordinarios, subió hasta los 5.490 millones de dólares (4.255 millones de euros) frente a los 3.274 millones de euros obtenidos en los tres primeros meses de 2004. Según declaró ayer su consejero delegado, John Browne, las perspectivas para el conjunto del año son optimistas debido a la fuerte demanda de crudo.

Sin tener en cuenta los extraordinarios de 535 millones de dólares (414 millones de euros) obtenidos, entre otros, por la venta de sus participaciones en un yacimiento de gas en Noruega, el beneficio neto de BP alcanzó los 4.950 millones de dólares (3.840 millones de euros).

La facturación de la británica hasta marzo se situó en 79.800 millones de dólares (61.860 millones de euros) en el primer trimestre, con un aumento del 16%. La producción fue de 4,1 millones de barriles diarios, frente a la de 4,01 millones registrada en el periodo equivalente de 2004. Como se esperaba, la división de exploración y producción de BP (E&P) fue la que más contribuyó a la mejora de los resultados, con un incremento de sus beneficios antes de impuestos del 53%.

Browne señaló que 'el buen comienzo de año de BP refleja el plan de inversiones que la compañía ha llevado a cabo en los pasados años'. Sin olvidar que los precios del petróleo se han incrementado un 27% con respecto a los tres primeros meses del pasado año.

El precio del crudo llegó a alcanzar los 57 dólares por barril en marzo, pese a todo la demanda en países como China y Estados Unidos sigue subiendo, lo que está provocando una creciente preocupación sobre potenciales problemas de suministro.

El mes pasado la refinería de BP en Texas (Estados Unidos) sufrió una grave explosión, pero la firma ha señalado que el impacto financiero del accidente había sido mínimo.

La compañía anunció ayer que pagará un dividendo de 8,5 centavos por acción en el primer trimestre, lo que supone un incremento del 26%. Los títulos del grupo petrolero que dirige John Browne subieron ayer un 1,32% en la Bolsa de Londres.