Coyuntura

Vegara señala que la economía registra una "suave aceleración"

La economía española mantiene un ritmo de crecimiento "sostenido", con avances en la inversión en equipo y construcción, y mantenimiento del consumo en tasas elevadas, lo que permitirá ampliar el diferencial de crecimiento con la zona euro, según el secretario de Estado de Economía, David Vegara. Durante su comparecencia cuatrimestral ante la Comisión de Economía y Hacienda del Congreso, ha señalado que los datos disponibles demuestran que la economía española atraviesa una fase de "suave aceleración" iniciada en la segunda parte de 2004.

Al juicio de Vegara, el presente año comenzó con la "misma tónica" que el anterior, con un crecimiento de la demanda interna "muy robusto", manteniéndose el fuerte crecimiento del empleo, los bajos tipos de interés y un aumento "significativo" de los beneficios empresariales.

Destacó que la confianza de los agentes es alta y mejor que la media de la UE y subrayó que en el mercado de trabajo se vislumbra un cambio en la temporalidad con un pequeño aumento en la duración media de los contratos temporales y un aumento de los indefinidos. También afirmó que los problemas de inflación debido en parte a factores externos, deberían corregirse parcialmente durante el año.

En cuanto a la situación del déficit exterior, señaló que tiene origen en un exceso de demanda interna, aunque también en un patrón exportador "poco intensivo" en tecnología e innovación, que impedirá ver cambios importantes a corto plazo. Además, afirmó que la "holgura" de las condiciones financieras y la eficiencia y liquidez de los mercados financieros españoles van a seguir apoyando el dinamismo de la actividad interna con una baja morosidad.

También manifestó que el hecho de que el PIB y la EPA estén en fase de revisión por cambios de base y metodológicos respectivamente, puede conllevar que las previsiones que maneja el Gobierno puedan quedarse "obsoletas" en los próximos meses.

Revisión al alza de los organismos internacionales

Para apoyar su tesis, el secretario de Estado se ha referido a los organismos internacionales, que han revisado al alza las previsiones de crecimiento de la economía española, pese a rebajar las estimaciones de la zona euro. La OCDE estima ahora que España crecerá un 2,8% (desde el 2,6% inicial), mientras que tanto la Comisión Europea como el Fondo Monetario Internacional han aumentado una décima su previsión de crecimiento para España, hasta el 2,7% y el 2,8%, respectivamente.

Asimismo, resaltó que donde se aprecia un "mayor y mejor" avance es en la inversión en bienes de equipo (que creció un 9,5% en el último trimestre de 2004) es un dato "esperanzador", al tiempo que señaló que la construcción mantiene su "gran pujanza" y no se prevé una corrección brusca de los crecimientos actuales, y que la evolución de las cuentas públicas permite ser "optimistas" para conseguir el superávit previsto de una décima del PIB para el conjunto de las administraciones públicas.

En cuanto a la economía internacional destacó que tras cerrar un año "espectacular", ha comenzado 2005 con unas perspectivas "ligeramente" peores a nivel agregado y señaló que se espera un crecimiento mundial del 4% y un incremento del comercio del 6,5% (frente al 5% y 10% respectivamente de 2004).

El portavoz del PP en la Comisión de Economía y Hacienda, Miguel Arias Cañete, acusó a Vegara de hacer un discurso "muy optimista", con un mercado de trabajo que no ofrece un "escenario de fuerte aceleración", y afirmó que lo que está haciendo el Gobierno es "vivir de las rentas" aprovechándose de los "impulsos" anteriores. Por su parte, el diputado de CIU, Josep Sánchez Llibre, mostró su preocupación por el hecho de que el Gobierno haya perdido la "batalla" contra la inflación, una circunstancia que resta competitividad a las empresas. El diputado del PNV, Pedro María Azpiazu, aseguró que el Gobierno "minimiza" los aspectos negativos de la economía que está basada en un modelo muy "arriesgado".