Operación

El Gobierno checo aprueba la venta del 51,1% de Cesky Telecom a Telefónica por 2.758 millones

El Gobierno de la República checa ha aprobado en la reunión del Consejo de Ministros de hoy la venta de su participación del 51,1% del Estado en la operadora Cesky Telecom a Telefónica por 82.623 millones de coronas checas (2.758 millones de euros al cambio actual). El ministro de Finanzas, Bohuslav Sobotka, ha señalado que espera que el pago de la operación se efectúe a mediados de año.

El grupo español era el principal candidato para adquirir esta participación en la operadora checa, después de que su oferta fuera recomendada por la comisión mixta que estudia el proceso de privatización tras constatar que era la de mayor cuantía de las presentadas.

Fuentes próximas a la compañía indicaron que la adquisición del 51,1% se hará efectivo en junio, y que en septiembre se lanzará una Oferta Pública de Adquisición (OPA) por el resto del capital de la operadora. El precio de la OPA estará determinado por uno de estos tres criterios: al menos el 85% del importe pagado por el 51%, una valoración independiente y una media de cotización.

Además de Telefónica, también presentaron ofertas por Cesky Telecom las operadoras Swisscom, Belgacom, France Télécom (en consorcio con las sociedades de inversión Blackstone, CVC Capital Partners y Providence) y, por último, la checa PPF (a través de un consorcio del que forman parte el grupo checo-eslovaco J&T Finance Group, el proveedor checo de servicios de Internet InWay y la italiana Tiscali).

Cesky Telecom cerró el pasado ejercicio con unos ingresos de 62.100 millones de coronas checas (2.076 millones de euros) y un beneficio neto de 5.600 millones de coronas checas (187 millones de euros). A 31 de diciembre de 2004, contaba con 3.585.590 líneas de telefonía fija y su filial de móvil, Eurotel, sumaba más de 4,2 millones de clientes.