Europa

Bruselas presenta su proyecto presupuestario y subraya el riesgo de que no haya acuerdo en junio

La Comisión Europea ha adoptado una serie de propuestas presupuestarias en investigación, justicia e interior, protección del consumidor y pesca, con una dotación de 93.000 millones de euros, con las que culmina el desarrollo de las próximas perspectivas financieras de la Unión para el período 2007-2013. Estas propuestas completan las presentadas en junio y septiembre pasados por el Ejecutivo comunitario saliente dentro del techo de recursos fijado entonces en el 1,24% de la renta nacional bruta (RNB) comunitaria -con una media de pagos anuales del 1,14%-, según ha destacado un comunicado de la Comisión.

La comisaria europea de Presupuesto, la lituana Dalia Grybauskaité, ha advertido de los graves problemas que puede acarrear para la Unión Europea que el próximo junio los gobiernos no logren un acuerdo político sobre el marco presupuestario. Llegar a un acuerdo en esa fecha es "crucial" y un fracaso o retraso supondría, según el Ejecutivo comunitario, "la parálisis de la mitad del presupuesto comunitario". Además, existiría el riesgo de entrar en una "crisis presupuestaria, posibles conflictos entre las diferentes ramas de las autoridad presupuestaria (Consejo de ministros y Parlamento Europeo) y la pérdida de la planificación presupuestaria plurianual".

Grybauskaité ha señalado que los que saldrían perdiendo con un acuerdo tardío serían los nuevos países miembros y los países del sur de Europa que aún reciben las ayudas del Fondo de Cohesión (España, entre ellos). La comisaria ha explicado que en 2006 llegan a su fin buena parte de los programas en política de cohesión, ayuda al desarrollo, investigación o educación, entre otros aspectos, y que hacen falta más de 18 meses para preparar sus nuevas bases legales. Por eso, un acuerdo tardío supondría que "cerca del 40% del presupuesto no podría ejecutarse a principios del periodo" de programación.

El secretario de Estado de Asuntos Europeos, Alberto Navarro, ha acogido con "optimismo" la propuesta comunitaria y ha señalado estar confiado en que se alcance un acuerdo en junio. Además, ha subrayado que "cada vez más" existe un consenso entre las dos principales fuerzas políticas en España, PSOE y PP, sobre la conveniencia de obtener un resultado satisfactorio en esta negociación que beneficie a los intereses españoles.

Límite de recursos

El límite de recursos es uno de los temas más polémicos en las negociaciones ya iniciadas sobre las perspectivas financieras, pues seis contribuyentes netos (Alemania, Francia, Reino Unido, Austria, Holanda y Suecia) insisten en reducirlo al 1%.

Sobre este punto, el vicepresidente segundo, Pedro Solbes, ha señalado que, en la negociación de las nuevas perspectivas financieras de la UE, el Gobierno no hará "peticiones desorbitadas" e incluso está dispuesto a una reducción "moderada" del techo presupuestario, pero sin apoyar propuestas "inaceptables". Ante la Comisión de Economía y Hacienda del Congreso, Solbes ha señalado que la propuesta de la Comisión Europea de mantener el límite de gasto de la UE en el 1,24% de la Renta Nacional Bruta de la Unión "parece razonable", pero precisó que España "podría valorar una reducción moderada" de dicho techo siempre que se tenga en cuenta la estructura del mismo.

A propósito de este asunto, Grybauskaité ha afirmado que a estas alturas de la negociación el grupo de seis países ricos que defendía un recorte del techo presupuestario al 1% del PIB de la UE, ha perdido seguidores y que en estos momentos se está produciendo una negociación entre todos los Estados miembros. "No veo un grupo claro. La posición de varios países ha cambiado radicalmente. La negociación es entre veinticinco porque cada país tiene intereses propios", ha manifestado. "Las negociaciones acaban de empezar oficialmente y ningún país ha declarado cifras. Todos los Estados miembros tienen puntos de vista diferentes, lo que significa que no existen grupos de negociadores ya formados", subrayó.

La mejora de la competitividad para potenciar el crecimiento y el empleo; el refuerzo del área de ciudadanía, libertad, seguridad y justicia y la gestión y preservación de los recursos naturales son los aspectos que desarrollan los documentos aprobados hoy por el colegio de comisarios.