Escalada

Greenspan señala que la oferta puede frenar la escalada de precios del petróleo

El presidente de la Reserva Federal, Alan Greenspan, ha alertado contra la presión ejercida por el alto precio del crudo en el mercado de la energía, y ha afirmado que el nivel actual de presión no había sido visto en una generación.

En un discurso pronunciado ante la Asociación Nacional de Petroquímica y Refino en San Antonio, en Texas, Greenspan ha subrayado que "los mercados de petróleo y de gas natural estuvieron sometidos en 2004 a un grado de presión que se había visto durante una generación".

Asimismo, el máximo responsable de la política monetaria estadounidense y del control de la inflación en este país ha expresado su deseo de que las fuerzas del mercado consigan potenciar el esfuerzo de consumidores y empresas para ahorrar energía, lo que facilitaría que el precio del gas y del petróleo llegara a estar bajo control. Además, instó a los responsables políticos a que formulen medidas que permitan trabajar al mercado.

El presidente de la Fed ha afirmado que los elevados precios de la energía animarán a las empresas a incrementar sus gastos en exploración, así como en investigación y desarrollo, y permitirán el avance de nuevos tipos de energía.

Baja el pretróleo

El barril brent marcó ayer un nuevo máximo histórico al superar los 57,60 dólares, mientras que el WTI, de referencia en EE UU, tocó su techo récord en los 58,28. Sin embargo, hoy cotiza en torno a los 57 dólares el Texas, mientras que el utilizado en Europa está por debajo de los 55.

Los precios del crudo han subido un 7% en una semana, tras la advertencia de Goldman Sachs de que el crudo podría doblar su precio durante este año. El pronóstico, que augura precios superiores a los 100 dólares, ha calentado los mercados, que ya han descontado cualquier posible subida en la producción, como la que planea la Organización de Países Productores del Petróleo.

El ministro kuwaití de petróleo y presidente de la OPEP, Sheikh al-Fahd al-Sabah, confirmó ayer que la organización ha comenzado a discutir el segundo aumento de la producción de crudo en lo que va de año.

Dos subidas, de medio millón cada una

En la anterior reunión, en marzo, la OPEP acordó una subida inmediata de la producción de crudo de medio millón de barriles, y dejó abierta la puerta a una segunda subida, de igual cantidad, para el caso de que el crudo superase los 55 dólares, que es la que se discute ahora.

Los analistas consideran, sin embargo, que el mercado no sólo no reacciona positivamente al anuncio de una nueva subida antes de junio, cuando se celebrará la siguiente reunión de la OPEP, sino que las interpreta como confirmación de la fortaleza de la demanda de crudo.