Adquisición

Ercros confirma que la familia Lara le ayudará a financiar la compra de Aragonesas

El grupo químico español Ercros ha anunciado hoy que ha cerrado la financiación para lanzar una oferta de cerca de 180 millones de euros sobre Aragonesas, la división química del grupo de materiales de construcción Uralita. El anuncio no está exento de polémica, ya que la CNMV ha anunciado que investigará de oficio las circunstancias que rodean a la elevadísima alza bursátil (del 25,88%) y el elevado volumen de negocio que Ercros sufrió ayer, muchas horas antes de que se hiciese público este comunicado.

El grupo químico catalán afirma en cualquier caso que prevé obtener los recursos necesarios mediante préstamos y una ampliación de capital de 126 millones de euros, que suscribirá parcialmente la familia Lara.

La compañía afirma que ya cuenta con el compromiso de varios inversores, entre ellos Inversiones Hemisferio, el brazo inversor de la familia Lara, para suscribir gran parte de esta ampliación de capital. Ercros ya había anunciado el pasado mes de diciembre su interés por comprar Aragonesas, pagando 180 millones de euros, menos la deuda neta de la empresa, aunque en aquella ocasión dejó claro que antes habría que resolver la cuestión de la financiación.

Según el esquema que Ercros ha presentado hoy, el importe se pagará mediante un crédito puente por un importe de 80 millones de euros, y un crédito a largo plazo por 100 millones de euros.

ERCROS 3,30 -0,45%

El grupo catalán tiene previsto hacer después un aumento de capital por aproximadamente 126 millones de euros en la proporción de 3 acciones nuevas por 2 acciones antiguas. Los recursos obtenidos con dicha ampliación se destinarían prioritariamente a la amortización del crédito puente, dijo la nota.

De la Rosa, el principal socio

Ercros dijo que en la ampliación de capital previsto, ninguno de los inversores adquiriría una participación superior al 24,9%, con lo que se evita el lanzamiento de una OPA. En la actualidad, el socio principal de Ercros es el empresario Javier de la Rosa, con un 18%, pero su participación está embargada debido al proceso judicial pendiente por su responsabilidad en la gestión del Grupo Torras, el brazo inversor del holding kuwaití KIO.