Revista de prensa

Argentina: presión de los que no aceptaron el canje

Ahora la preocupación del G7 es que Argentina ofrezca una solución al 24% de bonistas que quedaron afuera del canje (...).

El FMI en breve presionaría sobre eso: en la reunión de directorio del 16 de abril, si triunfan los duros, podría anunciar que no le prestaría más a la Argentina hasta que el Palacio de Hacienda les dé una solución a los bonistas que continúan en default. En esa posición se encuentran cuatro directores clave como los de Japón, Italia, Inglaterra y Canadá. También la avalan Rodrigo Rato y Anne Krueger.

Todos se escudan (...) en una cláusula estatutaria del FMI (...). En otras palabras: para el FMI, la Argentina todavía tiene deudas en default equivalentes al 20% de su PBI. La Cláusula LIA se acciona cuando el porcentaje adeudado supera el 5% del PBI. La decisión del FMI ya fue adelanta por Rato a Lavagna en (...) marzo. Es la contracara del apoyo que el FMI le da a Brasil.

La amenaza del Fondo apunta a una sola cosa: que antes del 16 de abril Argentina elabore y explicite un plan para atender esas obligaciones. El Gobierno no lo quiere hacer y pidió indirectamente esta semana la intervención de George Bush para resolver el conflicto. Pero antes deberá dar pruebas de una cosa: su sincero alineamiento político con Washington.