UE

El textil bloquea los nuevos aranceles preferentes para países en desarrollo

La reforma del sistema europeo de aranceles preferentes para países en desarrollo tendrá que esperar. El Consejo europeo ha rechazado el nuevo marco propuesto por Bruselas, para vincularlo a la protección frente a las importaciones de textiles.

Los bajos costes de las economías en desarrollo amenazan el textil europeo, y condicionan el panorama arancelario de la UE. La reforma del Sistema de Preferencias Generalizadas (SPG), que da un trato arancelario benévolo a 177 países en vías de desarrollo, tendrá que esperar.

El comisario de Comercio, Peter Mendelson, presentó un proyecto aprobado unánimemente por el Parlamento Europeo el 9 de marzo, en el que se creaba un trato más beneficioso para países que firmen una serie de tratados internacionales sobre buen gobierno y desarrollo sostenible. El eurodiputado socialista Antolín Sánchez Presedo, que participó en el texto final, afirma que se pretende 'vincular el comercio con el desarrollo sostenible, en un cambio estratégico de primer orden'.

Pero Mandelson sufrió un revés en el último Consejo de jefes de Estado y de Gobierno, que rechazó el texto hasta que se aclare el sistema de graduación de los textiles. Se trata de cancelar el trato preferencial a países cuyas exportaciones a la UE sean en más de un 12,5% textiles. China queda claramente por encima, por lo que no obtendrá beneficios arancelarios.

La clave es ahora India, con un 10,5% de exportaciones a la UE de género textil. Algunos países abogan por bajar el umbral al 10%, para que también el gigante del Índico quede fuera de las ventajas aduaneras. Francia, España y Portugal están entre los más proclives a hacerlo.

El Consejo ha encargado a Mandelson información detallada sobre los niveles de entrada de textiles antes de decidir, por lo que el nuevo sistema esperará, al menos, hasta el verano.

La Comisión discutirá este miércoles la posibilidad de aplicar limitaciones a la importación de textiles chinos. Se trata de una cláusula de salvaguarda que se introdujo cuando China ingresó en la OMC, ante la eventualidad de que un aumento brusco de importaciones llevase a una grave distorsión del mercado europeo, como está sucediendo. Según China, sus exportaciones de textiles a la UE han crecido en un año un 46%, con el consiguiente desplome de precios.

Claves de la reforma Hacia una vinculación al desarrollo sostenible

La reforma aprobada por la Eurocámara introduce un sistema más ventajoso (SPG+) para algunos de los 177 países en desarrollo con aranceles preferentes. Serán los que ratifiquen diversos convenios internacionales de buen gobierno y desarrollo sostenible.

El sistema 'Todo menos armas', que da libre acceso al mercado europeo de cualquier producto (salvo el armamento) de los 40 países más pobres del planeta, continuará en vigor.

El número de productos afectados por el sistema general aumenta en 200.