Cada día un análisis

Luces y sombras en el sector financiero

Los fondos de inversión permiten exponerse a un sector industrial determinado de manera diversificada mediante la participación en una amplia cartera de valores. El sector financiero suele comportarse de manera positiva en ciclos expansivos de la economía. Buen ejemplo de ello son los grandes bancos nacionales que han presentado crecimientos de beneficios de dos dígitos, de igual modo que el mayor banco europeo y segundo del mundo, el británico HSBC, aunque estos fueran inferiores a las previsiones de los analistas.

Sin embargo, el comportamiento de este sector en bolsa se ha situado en un nivel medio. Las dudas permanentes en cuanto a la solidez de la recuperación económica global y la fuerte competencia en el sector, con el consiguiente temor a la reducción de márgenes, han frenado las cotizaciones de las mismas. En lo transcurrido del año 2005 la rentabilidad media de los más de 30 fondos disponibles a la venta en España, pertenecientes a la categoría Lipper Renta Variable Sector Finanzas, es de un 1,52%. Tomando en consideración un plazo medio de tres años nos encontramos con una perdida acumulada del 15,28%.

La explicación a esta pérdida hay que buscarla en que las carteras de estos fondos suelen ser globales y los valores denominados en dólares han penalizado los retornos. Son los fondos con foco europeo los más rentables.