Laboral

La ambición provoca más movilidad que el dinero

Los mandos intermedios de las pequeñas y medianas empresas españolas desean cambiar de trabajo, fundamentalmente, por mejorar su salario, aumentar las posibilidades de promoción y desarrollarse profesionalmente. Son las conclusiones principales a las que ha llegado el Departamento de Salidas Laborales del Instituto de Directivos de Empresa IDE-Cesem después de analizar su base de datos. La responsable del estudio, Natalia Murillo, considera que los resultados se pueden extrapolar, con cautela, a la realidad empresarial. 'Las líneas de conducta serán similares', dice.

La actitud de los trabajadores (el estudio se basa sólo en las personas con empleo) varía según su formación. De todos aquellos que han estudiado el máster en Dirección Comercial, Marketing y Comunicación, el 85% quiere cambiar de trabajo. El 78% de los trabajadores con un máster en Tecnologías de la Información quiere mejorar en su empleo. Y en cuanto a las personas que están cursando o han cursado un MBA, el porcentaje de los que pretenden una mejora laboral es del 64%.

En el área de marketing, la queja principal de los mandos intermedios (que son los más dispuestos a la movilidad) es que 'ya conocen todo lo que hay que saber de su trabajo, por lo que necesitan promocionarse porque en caso contrario su tarea se vuelve rutinaria'.

Limitación

La segunda razón para buscar otro destino es el aumento de sueldo: las posibilidades de mejorar la calidad de vida se observa sobre todo 'en técnicos de 30 a 40 años, con entre dos y cuatro años de experiencia'. Sin embargo, la transición entre empresas, en opinión de Natalia Murillo, 'no se debe a una insatisfacción laboral'. La gran mayoría de los profesionales que forman la base de datos de IDE-Cesem trabajan en pymes, 'que están muy limitadas'. Son empresas que posibilitan ascender 'en poco tiempo, por lo que hay personas de 40 años que ya han llegado lo más alto posible', añade. La movilidad se entiende en este caso como un deseo de desarrollo profesional.

En cuanto a los alumnos y ex alumnos de MBA, lo que les diferencia de otros directivos intermedios es que su objetivo, más que cambiar de empresa, es continuar su carrera en una área diferente a la que ocupan.

Y en el terreno tecnológico, los trabajadores desean no tanto la promoción como el desarrollo de nuevas funciones. Principalmente, 'quieren dar un giro hacia la gestión de personas'. En el ámbito de los recursos humanos, sin embargo, interesan más los incrementos salariales. 'Están sujetos a muy altos niveles de estrés debido a su trabajo directo con el personal', justifica Natalia Murillo.