_
_
_
_
_
Dimisión

Una relación extramarital acaba con la carrera del presidente de Boeing

El consejo de Boeing recibió el domingo la dimisión que pidió a su presidente y consejero delegado, Harry Stonecipher, tras descubrir que mantiene una relación con una ejecutiva de la compañía. Según el consejo, esta relación viola el código ético que el propio Stonecipher, de 68 años, endureció para mejorar la imagen de la empresa.

Boeing ha resuelto rápidamente. Hace 10 días el consejo se enteró por un soplo anónimo que el presidente y consejero delegado, casado padre de dos hijos y abuelo, mantenía una relación con una ejecutiva de la compañía, que no ha sido identificada. La informante (se sabe que el anónimo proviene de una mujer) denunció los hechos porque sospechaba que con esta relación que comenzó en enero, la amante del consejero delegado podría conseguir mejoras laborales.

La investigación abierta por el consejo puso de manifiesto que no era el caso y que la amante del ya ex presidente ni siquiera tenía relación laboral directa con él. No obstante, los consejeros han considerado que la relación, que Stonecipher admitió, 'están en contradicción con el código de conducta de Boeing', que precisamente Stonecipher endureció tras su llegada a la compañía hace 15 meses. En un duro comunicado, la aeronáutica se explica que el consejo cree 'que los hechos ponen en entredicho el juicio de Harry y pueden reducir su capacidad para liderar la compañía'.

En una conferencia telefónica con analistas y periodistas esta frase se repitió una y otra vez aunque se intercaló con alabanzas al trabajo de este ejecutivo cuyo resultado se traduce en más de un 50% de subida de la acción. Desde Boeing se quiso dejar claro que no se le ha echado porque el código de conducta prohiba este tipo de relaciones sino porque no se tolera que los empleados 'tengan conductas que puedan poner en duda la honestidad, imparcialidad o reputación de la compañía o que la avergüencen'.

Si la relación amorosa no es censurable, ¿qué hizo Stonecipher para que su comportamiento entrara en conflicto con esa norma? Esta pregunta, formulada de distintas maneras en la conferencia telefónica, se quedó sin respuesta. El presidente no ejecutivo del consejo, Lewis Platt, que a partir de ayer asume más funciones, no quiso entrar en detalles pero aclaró que el consejero delegado 'debe imponer el estándar de lo que es un comportamiento personal y profesional intachable'. La amante de Stonecipher, mantiene su puesto.

Además de dar más poder a Platt, Boeing ha rehecho su cuadro de mando elevando interinamente al director financiero, James Bell, al cargo de consejero delegado. Stonecipher también ha sido obligado a abandonar el puesto en el consejo.

Los cambios de Boeing dejaron perplejos a los analistas el lunes por la mañana e incluso algunos expresaron dudas sobre si ésta podía ser la verdadera razón de la partida del ejecutivo. Stonecipher, fue llamado en diciembre de 2003 para liderar una empresa inmersa en escándalos de tráfico de influencias en el Pentágono (su mayor cliente) y espionaje industrial. Al aceptar el primer puesto ejecutivo de la empresa relevaba a Phil Condit a quien se acusó entre otras cosas de relajar los estándares éticos que habían llevado a la empresa a protagonizar varios escándalos que le valieron la investigación del Congreso de EE UU, la suspensión de la posibilidad de participar en algunos tipos de contratos con el departamento de defensa y ha terminado con la entrada en prisión de varios empleados, entre otros su ex director financiero.

Stonecipher logró que la acción subiera un 50% desde su nombramiento

Búsqueda de sustituto

Tras la sorpresa, el análisis de los hechos y tras éste, lo que queda por delante. La Bolsa juega con escenarios futuros y ayer los analistas querían saber cómo iba a ser el de Boeing.Sus preguntas en la conferencia telefónica giraron sobre todo en torno a la búsqueda del nuevo líder de Boeing. James Bell, de 56 años, el primer afroamericano que llega a un puesto tan alto en la compañía aeronáutica, ocupará de forma interina el puesto mientras se busca dentro y fuera de la empresa al tercer consejero delegado en tres años.El consejo de Boeing había empezado a plantearse la necesidad de buscar sustituto al decir Stonecipher que preveía dejar el puesto en mayo de 2006.El nuevo presidente del consejo de administración, Lewis Platt admitía ayer que el endurecimiento de los estándares éticos de la empresa hacían esta tarea mucho más complicada. 'Hemos mandado la señal al mercado de que tenemos los más altos estándares éticos', dijo ayer Lewis Platt.

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance
Recíbela

Archivado En

_
_