Inversión

El inversor Warren Buffett mantiene su apuesta contra el dólar

Berkshire Hathaway, la empresa dirigida por el multimillonario inversor Warren Buffett duplicó el año pasado sus posiciones en divisas distintas de la estadounidense, hasta llegar a 21.400 millones de dólares. En septiembre, esta cifra era todavía de 20.000 millones.

La carta anual a los accionistas es una de las más esperadas por los inversores, por las pistas suele lanzar el llamado Oráculo de Omaha. En la que acaba de hacer pública, el inversor no detalla cuáles son las divisas de su preferencia, pero sí dice mantener posiciones en doce de ellas, que no quiso identificar.

Buffett mantiene el tono pesimista que comenzó a transmitir en 2002 en cuanto a la evolución del dólar, por la preocupación que le causaban los déficits presupuestario y por cuenta corriente de Estados Unidos. æpermil;stos no han hecho más que crecer y hay dudas de que puedan rebajarse. Al menos él las tiene.

Buffett asegura a sus accionistas que preferiría equivocarse y perder dinero por su apuesta a favor de otras divisas. Pero, aunque esto ocurriese, él seguiría ganando.

Según Buffett, su empresa, que tuvo un beneficio de 1.630 millones en el ultimo trimestre gracias a su apuesta contra el dólar, 'tiene recursos muy fuertes en activos en dólares, por lo que una moneda fuerte y una inflación baja redundaría en nuestro interés'.

No obstante, en las dos páginas que dedica a este particular, el líder de Berkshire critica una devaluación del dólar que cree que va a continuar. Buffett señala que los políticos 'están esperando que se produzca un aterrizaje suave, mientras aconsejan a otros países mayor estimulación de sus economías y a los americanos que ahorren mas'. Buffett cree que estas 'admoniciones' no dan en el clavo y renueva un llamamiento que ya hizo en 2003 para que EE UU cambie sus prácticas comerciales y establezca un marco tarifario que promueva las exportaciones y encarezca las importaciones. Además, critica la falta de ahorro y el sobreconsumo.

El inversor asegura en su carta que a pesar del dólar, nadie debería dudar de la fortaleza económica de EE UU.

De momento, invertir en otras monedas le ha salido rentable a Berkshire. En el cuarto trimestre los beneficios de la compañía han sido de 3.340 millones de dólares un 40% más , con ingresos de 20.000 millones (un 1% más) y en buena medida por la caída del dólar. Por lo que respecta al resto del año, Buffett dice que ha sido 'deslucido'. El beneficio anual cayó un 10% para quedar en 7.310 millones de dólares. 'Esperaba poder hacer adquisiciones millonarias que pudieran incrementar el valor de la cartera significativamente. Pero he fallado'. 'He visto pocas oportunidades atractivas así que Berkshire ha acabado el año con 43.000 millones en cash, y no me parezca bueno', dice. Buffett se compromete a seguir buscando buenas inversiones este año. Algunos analistas creen que lo tiene difícil si mantiene la estrategia de comprar barato con la Bolsa rondado máximos.

Déficit en EEUU

Buffett considera que hay problemas estructurales en EE UU con 'raíces profundas' que son el origen de los déficits. El financiero cree que la situación seguiráasí hasta que cambie la política comercial o el dólar siga cayendo.