Banca

La inmigración favorece el control salarial, según el BBVA

La incorporación de inmigrantes al mercado de trabajo español ha favorecido la moderación salarial, evitando la existencia de 'tensiones inflacionistas', e impulsado el aumento de la renta disponible y del PIB, según un informe elaborado por el Servicio de Estudios del BBVA.

La entidad indica que desde principios de 1999 a mediados de 2004 el número de ocupados creció un 20%, según la Encuesta de Población Activa. El incremento fue del 16% entre los españoles y del 293% entre los extranjeros, que durante este periodo pasaron de representar el 1,3% al 4,2% del total de ocupados. Como consecuencia de ello, la tasa de paro cayó hasta el 11%.

BBVA apunta que el aumento del empleo se ha visto favorecido por la entrada de inmigrantes -en enero de 2005 había 3,6 millones, el 8% de la población-, que dado su alto peso relativo en los grupos de edad de entre 20 y 44 años ha tenido un efecto positivo sobre la población en edad de trabajar.