Cifras

El miedo a la inflación hace mella en los sectores sensibles a los tipos

La amenaza de inflación, acrecentada la semana pasada por el repunte del precio del petróleo, ha hecho mella en Bolsa en los sectores sensibles a las subidas de los tipos a largo. Eléctricas, concesionarias y constructoras han corregido con fuerza coincidiendo con el repunte de la rentabilidad de la deuda.

El Ibex cayó el 1,36% la semana pasada, un castigo que se produjo a la par que el retroceso de los bonos. La subida de la rentabilidad de la deuda a 10 años, que desde el 9 de febrero ha pasado del mínimo histórico de 3,47% al 3,717%, ha afectado en especial a sectores como las eléctricas, autopistas o constructoras.

Así, Enagás (-6,5%), Endesa (-4,46%), Ferrovial (-3,3%), Acciona (-4%) o FCC (-3,4%) sufrieron algunas de las mayores caídas del Ibex la semana pasada, retrocesos que se unieron a los de Red Eléctrica (-8,3%) o Colonial (-4,5%).

La dependencia del negocio constructor e inmobiliario de los tipos de interés y el endeudamiento del sector eléctrico hace que estas empresas se vean perjudicadas por el encarecimiento de la financiación. Igualmente, al recobrar la renta fija interés como opción de inversión, las compañías más rentables por dividendo pierden atractivo. Tras estos castigos bursátiles se esconde la amenaza de inflación percibida por los inversores. Estas expectativas han acentuado las subidas de tipos de interés a largo plazo a raíz de los últimos datos de Estados Unidos y, también, del fuerte repunte que experimentó la semana pasada el precio del petróleo, que roza los 50 dólares en Europa. La pregunta por resolver es hasta qué punto la renta fija ha entrado en una fase bajista (el precio se mueve a la inversa de la rentabilidad). 'Si hay más presiones inflacionistas sí podríamos ver más repuntes en la rentabilidad de la deuda. De momento no creo que vaya mucho más arriba porque no se prevén subidas de tipos en Europa', comenta Íñigo Urbano, de Beta Capital.

Normalización

Pero en el medio plazo la mayoría de los expertos espera que el precio de la deuda siga a la baja. 'Los tipos a largo en mínimos estaban indicando una situación de deflación o recesión que tampoco se ajusta a la realidad', explica Idoia Basterretxea, subdirectora de Norbolsa.

'El contexto actual es el del inicio de una corrección en el mercado de bonos para los próximos meses. Los sectores defensivos con altas rentabilidades por dividendos serán menos interesantes. Va a enfriar la euforia por el dividendo', señala Jaime Hoyos, de la gestora de Crédit Agricole.

Los expertos consideran que los valores más sensibles a los tipos de interés deberían quedarse más rezagados en el medio plazo, especialmente atendiendo a las fuertes ganancias que acumulan en los últimos meses.

'Castigo sí, pero tampoco mucho más. Al ser sectores con altas rentabilidades por dividendo si el precio de la acción cae mucho, más alta será la rentabilidad por dividendo y si lo comparas con el rendimiento de los bonos les vuelve a hacer atractivos', explica Marta Raga, de la gestora de BNP Paribas.

perspectivas Los expertos prevén una corrección suave en el mercado de bonos por la elevada liquidez

Alan Greenspan, presidente de la Reserva Federal, desató la corrección en el mercado de bonos cuando declaró que la subida de precios que llevó las rentabilidades a mínimos no era normal.

Los expertos consideran que lo razonable sería ver más repuntes en la rentabilidad de la deuda dada la recuperación económica en un entorno de tipos de interés al alza en Estados Unidos. Mientras el precio del petróleo no dé sorpresas desagradables no se prevén movimientos bruscos.

La elevada liquidez que hay en el mercado es uno de los motivos por el cual los expertos no prevén una corrección excesiva en el mercado de renta fija aunque sí esperan una normalización hacia tipos largos entre el 4% y 5% en Europa y entre el 5% y 6% en Estados Unidos en el medio plazo. Por ello aconsejan prudencia y rotaciones hacia sectores menos defensivos.