Telefonía movil

Cuatro 'telecos' probarán en España el pago por el móvil

Será antes del verano y en España donde comience a funcionar el nuevo sistema internacional de pagos por móvil Simpay. Detrás de su desarrollo están Telefónica Móviles, Vodafone, Orange y T-Mobile, cuyos planes son implantarlo en toda Europa a lo largo del segundo semestre.

Convertir el móvil en un dispositivo de crédito movió a cuatro de los mayores operadores europeos a crear la empresa Simpay en 2003. A través de ella, Telefónica, Vodafone, Orange y T-Mobile han creado una plataforma de pago -también llamada Simpay- cuyo estreno está previsto para antes del verano. El banco de pruebas será España.

La decisión se debe a que este país tiene el campo abonado por otros sistemas, como Mobipay o Paybox. De hecho, un informe de la consultora Arthur D. Little confirma que España es el tercer país europeo -detrás de Noruega y Austria- y quinto del mundo -tras Corea y Singapur- en el pago por teléfono. El negocio moverá, según la firma de análisis, 36.600 millones en 2008, cuando está previsto su despegue.

Los primeros productos que podrán comprarse usando celulares compatibles con Simpay -por internet, en máquinas de vending o tiendas- serán contenidos digitales como los tonos telefónicos, música y juegos. El precio será cargado en la factura telefónica del usuario, aunque se valoró la posibilidad de pasarlos a cuentas bancarias. La media de las operaciones rondará los dos euros.

TELEFÓNICA 3,95 -2,91%

El responsable comercial de Simpay, Jim Wadsworth, ha señalado a este periódico que en breve 'se podrá comprar desde el periódico a un billete de avión'. Pero además de mayores prestaciones, el plan de negocio contempla la entrada en países como Francia, Holanda, Reino Unido o Italia. Y se probará suerte en EE UU.

Para favorecer su expansión y generar ingresos Simpay está aceptando la entrada de operadores ajenos al capital de la empresa. En este sentido ya han mostrado interés KPN Mobile, SFR, TeliaSonera o Mobilkom.

Competencia

La plataforma está lista para España -el anuncio oficial debería comunicarse mañana martes en la feria 3GSM de Cannes-, y será compatible con Mobipay. Este último sistema está impulsado por Telefónica Móviles, Vodafone, Amena, 4B, Euro 6000, BBVA, SCH, Caja Madrid, Banco Popular, Banco Sabadell, Banesto, Bankinter y Barclays, entre una larga lista de entidades.

Las diferencias básicas entre ambas plataformas son que Simpay tiene vocación internacional y está potenciada por operadores, mientras Mobipay es local y buena parte de su desarrollo depende de bancos y cajas. 'Sus transacciones son más elevadas que las que nos planteamos inicialmente en Simpay', dice Wadsworth.

En cuanto a su funcionamiento, las operaciones con Simpay fuera del país del usuario serán posibles siempre y cuando su operador y el del país donde se produce la compra tengan acuerdos de roaming.

Otro intento de popularizar los micropagos en Europa fue el de Deutsche Telekom a través de Paybox. Opera en España desde 2000, pero el escaso mercado conquistado en sus inicios hizo que dirigiera sus pasos hacia la consultoría.

Un golpe de timón para el lanzamiento

Simpay ha estado dos años desarrollando trabajo de laboratorio y acaba de cambiar de consejero delegado para impulsar el asalto al mercado europeo. El nuevo responsable, David Taylor, tomó las riendas de la empresa el primer día de febrero y su labor será la de captar usuarios y cerrar alianzas con nuevos operadores.

Taylor, que ha sido hasta ahora responsable de consumo y pequeña empresa de Orange en el Reino Unido, cree que buena parte del esfuerzo estará relacionado con el marketing: 'Simpay es una de las compañías con mayores expectativas de crecimiento en este sector pagos por móvil, pero debemos trabajar para que el público reconozca nuestra marca'.

De momento, Simpay está dando trabajo a empresas españolas como Nimbus Systems. En el haber de esta pequeña tecnológica se encuentra una plataforma (llamada Mistral) para la gestión de pagos móviles. La tecnología desarrollada en Madrid es compatible con las plataformas Simpay y Mobipay.