_
_
_
_
_
Estructura

Unilever pone punto final a 75 años de copresidencia y reduce el consejo

Unilever ha puesto fin a 75 años de tradición al eliminar la copresidencia angloholandesa y dejar a Antony Burgmans como presidente no ejecutivo y a Patrick Cescau como consejero delegado del grupo. Es el primer paso de una profunda reestructuración interna.

Después de perder el liderazgo tras la fusión de Procter & Gamble y Gillette, la compañía angloholandesa Unilever se dispone a abordar una profunda reordenación interna con el fin de simplificar sus estructuras.

El primer paso será la eliminación de la copresidencia que mantenía desde que en 1930 se unieran las dos compañías, la inglesa Uni y la holandesa Lever. Antony Burgmans, hasta ahora copresidente ejecutivo, se convertirá en presidente no ejecutivo, mientras que Patrick Cescau asume el cargo de consejero delegado y principal responsable del grupo con residencia en Londres. Cescau accedió a la copresidencia el año pasado al tomar el relevo de Niall FitzGerald. Con esta iniciativa se siguen los pasos que el pasado mes de octubre dio Royal Dutch/Shell Group para simplificar la organización.

El objetivo es reducir costes y agilizar la toma de decisiones de una organización demasiado burocratizada al mismo tiempo que se ponen las bases para superar el mal año que ha sufrido la multinacional, entre cuyas marcas se incluyen Flora, Tulipán, Ligeresa, Calvé, Knorr o Sunsilk.

Resultados

El gigante angloholandés ha cerrado el ejercicio 2004 con un beneficio neto de 1.900 millones de euros, lo que representa una caída del 31% sobre el año anterior, debido a los fuertes costes de extraordinarios que ha incluido en el cuarto trimestre del ejercicio. De no haber sido por estos costes, la mayoría por la reestructuración acometida, el resultado neto se habría situado en 4.090 millones de euros, un 4% más. Aún así, no habría cumplido los compromisos asumidos hace 12 meses en que fijó un crecimiento inferior a dos dígitos pero por encima del 5%.

También la cifra de negocio ha registrado un significativo desliz del 2% al situarse en 42.023 millones de euros. Este descenso se debe a las desinversiones realizadas a lo largo del año ya que, a ventas comparables, habría crecido un 0,4%. Este plan de venta de activos no estratégicos se inició hace cinco años para reducir de 1.600 a 440 el número de marcas. Las 12 marcas líderes que suponen el 95% de la facturación, han crecido un 0,9% en ventas.

Burgmans, que no quiso hacer una valoración cualitativa de la adquisición de Guillette por P&G, explicó que 'nuestros clientes no esperan variaciones debido a esta adquisición'.

Una drástica simplificación

La reestructuración supondrá reducir el directorio ejecutivo de siete a cuatro miembros y eliminar a los responsables de las divisiones de alimentación y cuidado personal y del hogar, así como las 11 unidades de negocio en que se organiza el grupo. El organigrama reduce de 25 a 7 los puestos de alta dirección en lo que Burgmans calificó como 'dramática simplificación'.El poder de decisión recaerá en el consejero delegado y su equipo de tres presidentes regionales (Europa, América y Asia-África), dos responsables de negocio (alimentación y cuidado personal y del hogar), un financiero y un director de recursos humanos.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_