_
_
_
_
_
Banca

El cura Castillejo desea seguir presidiendo Cajasur a pesar del pacto que lo releva

El presidente de Cajasur, Miguel Castillejo, reconoció ayer que desearía continuar en su cargo tras la renovación de cargos prevista para noviembre a pesar de que el acuerdo Iglesia-Junta recoge expresamente el relevo del sacerdote, además de fijar la vuelta de la caja a la tutela del autonómica y la consagración del control eclesiástico en la caja.

'Lo único que sé es que tengo un mandato inacabado para ser presidente y también tengo un gran deseo de ser renovado en la presidencia', dijo Castillejo en la presentación de resultados de Cajasur. En este sentido, recordó que se jubiló en 1994 al cumplir los 65 años y suspendió su retirada por petición del consejo.

El presidente de Cajasur, que consideró la caja 'bastante propia y bastante mía' después de 30 años de trabajo, no le ve fecha exacta a su sustitución a pesar del calendario previsto para la adaptación de la entidad a la ley andaluza de cajas. 'Cuando algún día me toque cesar, sólo Dios lo sabe con toda certeza, pues lo haré con sumo gusto, porque tengo la convicción de que hoy hay magníficos sacerdotes, muy preparados en nuestra Diócesis, con sabiduría y juventud'. A este respecto, añadió que 'aunque estoy en condiciones de poder seguir todavía un tiempo, he de reconocer que he de ir pensando en que algún sustituto me de el relevo, aunque yo, de una u otra forma, siempre estaría colaborando con Cajasur'.

Aunque la posibilidad de una nueva negociación con la Junta ha sido descartada por el consejero José Antonio Griñán, Castillejo todavía confiaba ayer 'en la buena disposición de la Consejería de Economía para solventar cuestiones de índole menor'.

Cajasur y su grupo consolidado de empresas, según informó Castillejo, obtuvieron el pasado año un beneficio neto de 92,6 millones, un 21,1% más.

Por otra parte, Castillejo se mostró partidario de repartir en función del volumen de activos el accionariado de la futura corporación inversora que impulsarán las seis cajas andaluzas tras la compra a Unicaja del Banco Europeo de Finanzas (BEF). Esta posibilidad, que le daría a la entidad malagueña un tercio del capital y tendría a Cajasur como segundo accionista, esta siendo discutida por las entidades.

Sin embargo, el presidente de Cajasur no es partidario de que la nueva entidad opere también como banco comercial.

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance
Recíbela

Archivado En

_
_