_
_
_
_
_
Política

El Congreso contará con una oficina de control presupuestario

Antes de fin de año todos los grupos parlamentarios dispondrán de una oficina en el Congreso desde la que controlar la ejecución presupuestaria, tras el pacto anunciado ayer por el Partido Socialista y el Partido Popular.

La iniciativa forma parte del principio de acuerdo anunciado ayer por el PSOE y el PP para sacar adelante el nuevo Reglamento del Congreso de los Diputados. Desde esta oficina cualquier diputado podrá seguir la evolución del gasto público, aunque es obvio que su utilidad será capitalizada, sobre todo, por los partidos de la oposición y, en particular, por el PP. Precisamente por ser un instrumento de control al Gobierno, su creación ha sufrido sucesivos retrasos, pese a haber figurado desde hace años en la agenda de los dos principales partidos.

El PP tiene ya claro cómo debería funcionar esta oficina. Defiende que dependa directamente de las comisiones de Presupuestos del Congreso y del Senado y que reúna la información que le suministren los diferentes órganos de la Administración del Estado.

El PSOE admite que esta oficina pueda emitir informes técnicos, de oficio o a instancia de los diferentes grupos políticos, sobre iniciativas parlamentarias que afecten a la economía o los Presupuestos. Este cometido la convertiría en algo más que un órgano de control de la ejecución presupuestaria, pues sus estudios podrían servir también de referencia a sindicatos y empresarios.

El PP tiene la intención de pedir que el director y el subdirector de la oficina sean elegidos por tres quintas partes de las Cortes Generales, un método que garantizaría su independencia del Gobierno.

La nueva Oficina Presupuestaria dispondrá posiblemente de dos secciones, una en el Congreso y otra en el Senado. Si, finalmente, sale adelante la propuesta del PP, la sección del Congreso constaría de un departamento de análisis presupuestario y seguimiento de informes de control financiero y otro para la evaluación de políticas públicas y política fiscal. El primero emitiría informes sobre cada ministerio y la Seguridad Social.

La creación de la oficina es un compromiso personal que asumió José Luis Rodríguez Zapatero en su etapa de oposición. Cuando rechazó los Presupuestos del Estado de 2003, los últimos de la etapa de gobierno del PP, el hoy presidente reclamó este órgano para dar mayor transparencia a las cuentas públicas.

Los debates económicos ganarán en agilidad

Los dos principales partidos están de acuerdo en cambiar las reglas del debate anual de los Presupuestos Generales del Estado para darle mayor agilidad y transparencia.En el trámite de comisión se podrán debatir con mayor tiempo y rigor las enmiendas de los distintos grupos y en el trámite de pleno se someterán a discusión las líneas más políticas de los Presupuestos. Este mismo criterio valdrá para la mayoría de los proyectos de ley.El PSOE se ha comprometido también con el PP a admitir en el nuevo Reglamento las interpelaciones al presidente del Gobierno y a facilitar la creación de las comisiones de investigación.

Archivado En

_
_