Consesiones

Fomento justifica renegociar la concesión de Aldeasa por sus "condiciones privilegidas"

La ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, ha justificado hoy la pretensión de Aena de renegociar los términos de las concesiones de Aldeasa para la explotación de tiendas en los aeropuertos españoles por las "condiciones privilegiadas" de que disfruta la compañía, de las que ha responsabilizado al anterior Gobierno del Partido Popular. La responsable de Fomento ha descartado cualquier injerencia por parte de su ministerio o de Aena para favorecer alguna oferta presentada.

"Aldeasa está utilizando las instalaciones -de los aeropuertos españoles- en condiciones privilegiadas porque así se las dio el PP", ha asegurado la ministra. "Si Aldeasa tiene un trato privilegiado y Aena pierde ingresos, pierden ingresos los ciudadanos españoles y se benefician los propietarios de Aldeasa", ha explicado.

Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (Aena) ha comunicado a Aldeasa su intención de renegociar las cláusulas contractuales de las concesiones de las tiendas aeroportuarias con el objetivo de modificar el sistema retributivo vigente y mejorar la remuneración que actualmente percibe el ente público.

Álvarez ha tratado de desvincular esta pretensión de Aena de la presentación en las últimas semanas de tres ofertas compra (GEA, Advent y Autogrill) para tomar el control del grupo de retail aeropotuario, subrayando que Aena ha iniciado los contactos con Aldeasa "antes del verano".

Sin injerencias

La ministra "descartó cualquier injerencia" por parte de Fomento y de Aena para favorecer alguna de las ofertas públicas de adquisición (OPA) presentadas, a pesar de que una de las compañías oferentes (GEA) está presidida por Pedro Pérez, ex secretario de Estado de Economía con el anterior Ejecutivo del PSOE y amigo personal de Magdalena Álvarez.

"Pedro Pérez es amigo mío, pero eso no significa que estemos trabajando a favor de ninguna OPA. Mis amigos en su ámbito profesional pueden tomar las decisiones que consideran convenientes sin mi apoyo, sin mi ayuda y sin mi intervención", apuntó.

Paralelamente, Álvarez ha achacado las acusaciones de intervencionismo lanzadas contra el Ejecutivo por dirigentes del Partido Popular a que "piensan que el Gobierno va a tener el mismo comportamiento que ellos" durante el proceso de privatizaciones emprendido en 1996, subrayando que las sociedades privatizadas acabaron en manos de "amigos y personas cercanas al PP". "El PP piensa que nosotros vamos a hacer lo mismo y anda buscando amigos como loco, y no los encuentran. Nosotros no vamos a tener el mismo comportamiento que tuvieron ellos", indicó.

La ministra de Fomento ha apuntado que "hay muchos datos que no se conocen" en torno a las privatizaciones, "muchos interrogantes que el PP, que fue el responsable, debería haber aclarado". "Si no lo aclaran ellos, lo aclararemos nosotros con mucho gusto", advirtió. "¿Se respetó la Ley de Incompatibilidades -en el nombramiento- de los actuales responsables? ¿Dejó el Gobierno anterior que prescribieran?", se preguntó.