Banca

Ibercaja cree que el veto de las autonomías impide fusiones

Plantear ahora fusiones entre cajas de diferentes regiones es 'inviable' por los problemas que plantearían los Gobiernos autonómicos. Así lo cree el presidente de Ibercaja, Amado Franco, quien ayer criticó las campañas masivas de fondos que lanza el Santander.

Una concentración en el sector de cajas similar a la que se ha dado en la banca es casi imposible porque los Gobiernos regionales tendrían que lograr un acuerdo sobre aspectos en los que tienen competencias, como sancionar dónde quedaría la sede social, 'algo irresoluble', a juicio de Amado Franco Lahoz, presidente de Ibercaja, que es la séptima entidad del sector por activos.

Las cajas seguirán con la expansión orgánica. De hecho, la aragonesa Ibercaja prevé abrir 150 oficinas en tres años y llegar a las 1.000 este ejercicio (tienen 968, 200 de ellas en ámbito rural). Franco Lahoz, en el cargo desde mayo pasado, no ve un proceso de reducción de oficinas en el sector en los próximos años, sino más bien 'reducción de medios por sucursal', señaló en un encuentro organizado por la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE).

Orgulloso de la marcha de las cajas, proclamó que '2004 será recordado como el año en que superamos a los bancos'. Ya tienen más del 50% de cuota de mercado en créditos, el 60% en depósitos y también les baten ampliamente en oficinas. Aunque la 'asignatura pendiente' sigue siendo la eficiencia. 'Nosotros no queremos ser un banco, sino una caja que apuesta por la expansión', y esto último 'es una necesidad'.

ENDESA 18,84 -0,58%

Criticó, además, duramente las 'campañas masivas para vender el mismo fondo de inversión a todo tipo de clientes', en alusión a las promociones del Santander. 'Recuerda a la batalla pasada de las supercuentas, que ofrecían intereses altos, pero comisiones también altas. Mi caja nunca lo haría', remató.

En cuanto a otro gran rival, La Caixa, Franco Lahoz señaló que lo que diferencia Ibercaja de la primera caja española es que 'lo ha hecho muy bien' pero ha tenido la ventaja de 'vivir cien años en un mercado ocho veces mayor en población'.

Intervencionismo

Sobre el intervencionismo político en las cajas, admitió que 'hay riesgo', pero 'se está haciendo camino' y aseguró que las relaciones con el Gobierno de Aragón 'siempre han sido envidiables'.

En negocio, la ralentización de las hipotecas, pilar actual para la banca, es segura pero las cajas 'la asumen sin traumas', señaló Amado Franco. Reconoció que va quedando menos margen a las entidades para alargar los plazos de pago cuando el riesgo del cliente aumenta.

A las cajas, los procesos abiertos que afectan al Santander y al BBVA 'ni nos favorece ni nos vamos a aprovechar', aseveró.

No descarta aumentar su presencia en Endesa

La caja nunca 'entrará en una empresa con vocación de permanencia sólo por las plusvalías o el rendimiento', dijo el presidente de Ibercaja, Amado Franco, en una crítica velada a la política de participaciones que guía a otras entidades del sector. No descarta, sin embargo, que la caja aumente su presencia en Endesa por encima del paquete algo inferior al 1% que posee. 'Le vemos recorrido y estamos bien con esa participada'. La intención de la caja es reforzar las participaciones pero en empresas 'viables', que creen empleo y desarrollo en las zonas donde opera la entidad.