TRIBUNA

Poco entusiasmo por la Constitución europea

El fiasco sobre la participación de las últimas elecciones al Parlamento Europeo puede repetirse en los próximos referendos para ratificar la Constitución europea. Los últimos sondeos de la Comisión Europea, publicados ayer en Bruselas, 'constatan una movilización todavía muy débil entre los ciudadanos llamados a votar'. La Comisión alerta sobre el bajo porcentaje (36%) de españoles que están firmemente decididos a acercarse a las urnas el 20 de febrero.

La cifra es mucho menor que en otros países, donde ni siquiera se ha decidido la fecha del referéndum. Aunque Lituania y Hungría ya han ratificado, vía parlamentaria, el Tratado constitucional, España es el primer país que lo va a hacer mediante consulta popular. Y el resultado puede servir de piedra de toque para los otros ocho países (Francia, Reino Unido, Holanda, Irlanda, Dinamarca, Portugal, República Checa y Luxemburgo) que han decidido someter el texto a la voluntad popular. Los sondeos auguran una abrumadora victoria en España de las papeletas de apoyo al texto (56% frente a un 7% de noes). Pero una escasa concurrencia puede restar legitimidad al resultado y alentar la euroindiferencia. En vísperas de la campaña, muchos partidarios de la Constitución se conformarían con que la participación alcance en España el 30%.