Competencia

Iberia pide a Bruselas una directiva sobre ayudas a las compañías de bajo coste

Iberia ha dado hoy otro paso en su particular campaña contra lo que considera ayudas ilegales a las compañías de bajo coste, cuyo crecimiento espectacular durante los últimos años está modificando el sector. Hoy Ángel Mullor, consejero delegado de la mayor aerolínea española, ha urgido a la Unión Europea a que apruebe una directiva que "aclare" y "ponga orden" a las ayudas públicas o semipúblicas a las compañías de bajo coste, a las que acusó de distorsionar la competencia en España.

El directivo ha elegido la Feria Internacional del Turismo (Fitur) para realizar unas declaraciones en las que ha señalado que el asunto de las ayudas a las compañías de bajo coste "se le está escapando de las manos a toda Europa" dado que hay un "gran vacío legal y confusión sobre este asunto".

Según Mullor, "en España se ha disparado el tema y cualquier autoridad de cualquier rango ofrece subvenciones" a las compañías de bajo coste, fundamentalmente a EasyJet y Ryanair, para atraer más turistas hacia sus zonas. "Cualquier presidente de comunidad autómoma, consejero o concejal de ayuntamiento se está dirigiendo a estas compañías prácticamente subastando", dijo gráficamente.

Mullor explicó que, además de Iberia, Air France y British Airways también están quejándose y reclamando por este tipo de prácticas ante la Unión Europea, a través de las asociaciones de aerolíneas europeas e internacional AEA y ATA.

Fusiones

El responsable de Iberia se refirió también a las operaciones de integración entre aerolíneas como la de KLM y Air France y ha reconocido que, a la vista de que esta operación está funcionando bien, "se acelerará" el proceso de integración entre otras compañías, incluido el iniciado entre Iberia y British Airways.

Iberia, no obstante y según Mullor, se plantea su relación con British de otra forma, ya que no "prevemos un intercambio accionarial a corto o medio plazo con ellos, aunque "ciertamente en el futuro debemos pensar en algunos cambios administrativos". Entre estos cambios se puede "llegar a pensar" en la existencia de un futuro consejo de administración que esté compensado por ambas partes.

Hay que tener en cuenta que British es uno de los socios de referencia de Iberia, al controlar el 9% del capital de la línea de aérea española. El pasado día 1 de enero, ambas compañías iniciaron una estrategia conjunta para la explotación de las rutas entre España y el Reino Unico con un reparto de beneficios, en un proceso de desarrollo firmado a seis años.