Aerolíneas

Air Madrid fracasa en sus rutas a Brasil y anula sus vuelos

Con sólo siete meses de andadura la aerolínea Air Madrid da por finalizada su aventura en Brasil. La burocracia y las barreras impuestas por el Departamento de Aviación Civil (DAC, organismo regulador del transporte aéreo en el país) son las razones alegadas por la compañía para salir del país. El responsable de la empresa en Brasil, Carlos Sprei, justifica la decisión como consecuencia de 'la hostilidad permanente del DAC, queriendo obligarnos a subir las tarifas -somos una empresa de bajo coste- y no permitiéndonos la libre competencia', de la que disfrutan en otros de sus destinos latinoamericanos. Además, la escasa promoción de Río de Janeiro para el turismo y la violencia de la ciudad han sido apuntadas como factores que han influido en el fracaso de este destino.

Air Madrid inauguró su trayecto Madrid-Río de Janeiro en junio pasado sin tener aún autorización para vender pasajes en el país latinoamericano. Las autoridades brasileñas le concedieron la licencia, pero sólo le permitieron comercializar 20 pasajes por vuelo, una cantidad que ha sido calificada como 'ridícula' por la aerolínea, que esperaba poder vender la mitad de los 298 asientos que tiene el Airbus 330-200 que cubría el trayecto todos lo martes y sábados.

La DAC explica que la compañía española no está incluida en un acuerdo bilateral con España para ofrecer este vuelo como regular, lo que la sitúa como empresa de vuelos chárter. En esa condición, la aerolínea no tiene derecho a vender pasajes en Brasil, sólo a transportar viajeros desde España. Y es que el mercado del transporte aéreo en el país latinoamericano está muy restringido, debido, en gran parte, a las dificultades económicas que atraviesa la compañía de bandera, Varig.