Aerolíneas

Gestair compra Sky Service y refuerza su posición en vuelos para ejecutivos

La tercera aerolínea de vuelos para ejecutivos de Europa, Gestair, ha comprado a su principal competidor en España, Sky Service. La compañía que preside Jesús Macarrón se prepara para la entrada en el mercado de las compañías de aviones en multipropiedad.

El grupo Gestair, a través de su holding aeronáutico MCH, ha tomado la mayoría accionarial de la compañía de vuelos privados para ejecutivos Sky Service y asume la gestión de su principal competidora en España.

La operación supone un esfuerzo de concentración empresarial en un sector de actividad fuertemente internacionalizado en el que están entrando con fuerza las aerolíneas que explotan el sistema de aviones de negocio en régimen de propiedad compartida.

Con esta adquisición Gestair amplia su flota al incorporar seis aviones y dos helicópteros, con los que alcanza una flota de 31 aeronaves para realizar vuelos de negocios. Estos aviones, en su mayoría, son propiedad de grandes corporaciones que permiten la comercialización de las horas en que no les dan uso.

Sky Service, la compañía absorbida, estaba vinculada al grupo de empresas Iberostar. Ha mantenido actividad durante un año y medio desarrollando un ambicioso plan de expansión que le ha llevado, hasta el momento de su venta, a completar una flota de seis aviones.

Fuentes de la compañía compradora, Gestair, declinaron facilitar el importe de la compra, pero aseguraron que Gestair se consolida en la tercera compañía europea del sector, tras Taj Aviation y Jet Aviation. Además refuerza su posición de liderazgo en el mercado español, donde las compañías que comparten con ella el mercado resultan ser extremadamente pequeñas. Tal es el caso de Executive Airlines, del grupo Cirsa, Mac Aviation, Gonvarri, Gestamp o PTR, que entre todas apenas alcanzan los ocho aviones.

Gestair desarrolla desde hace 27 años su actividad en el sector de la aviación ejecutiva y de negocios. En 2004 operó más de 8.500 horas de vuelo, transportó más de 14.000 pasajeros y facturó 46 millones. Tiene establecidas bases operativas en Madrid, Barcelona, Santiago de Compostela, A Coruña, Burgos, Pamplona y Palma de Mallorca. Cuenta con más de 430 trabajadores en plantilla, desarrolla su actividad en las áreas de negocio de transporte aéreo, automoción y promoción inmobiliaria, y en 2004 facturó más de 110 millones de euros.

Las compañías quieren quedarse en Torrejón

La ampliación del aeropuerto de Barajas ha puesto sobre la mesa la cuestión de la vuelta a la principal terminal aérea de Madrid de las empresas de aviación de negocios. Las compañías de jet privados fueron condenadas a operar hace una década desde el aeródromo militar de Torrejón de Ardoz, toda vez que Barajas se encontraba completamente saturado. Ahora son las empresas de vuelos de negocios las que no quieren abandonar Torrejón. Argumentan que la privacidad que les ofrecen sus instalaciones es muy adecuada para el tipo de clientes que contratan sus servicios.

Aunque aún no se ha tomado ninguna decisión, Aena, el ente público propietario de los aeropuertos civiles españoles, se muestra inclinado a que las compañías de jet privados retornen a Barajas.