Investigación

La CNMV analiza ¢irregularidades¢ en la venta de FG a Merrill en 1996

La Comisión Nacional del Mercado de Valores está estudiando documentación de Merrill Lynch en la que se describen ¢irregularidades¢ en la venta en 1996 a ese banco de FG Valores, sociedad fundada por el actual presidente del BBVA, Francisco González, según informó anoche la Cadena SER.

Según la información difundida ayer por la Cadena SER, los documentos deMerrill Lynch denuncian una ¢ingeniería financiera muy sofisticada¢ que permitió ocultar un descubierto contable de ¢al menos 800 millones de pesetas¢ (4,8 millones de euros).

El banco estadounidense Merrill Lynch descubrió lo que calificó como ¢deficiencias¢ durante el proceso de compra de FG Valores, en 1996. A raíz de estos hechos, Merrill consiguió que el precio se rebajase de los 12.000 millones de pesetas inicialmente pactados a 2.000 millones (de 72 a 12 millones de euros), según informó la SER.Merrill renunció a comprar la sociedad y optó por adquirir los activos de FG.

Fuentes cercanas a Francisco González niegan que se produjesen irregularidades y señalan que sólo hubo ¢un desfase contable temporal¢ del que ¢no tuvo conocimiento Francisco González y del que se responsabilizó un Fuentes cercanas a Francisco González niegan que se produjesen anomalías contables LaCNMVanaliza ¢irregularidades¢ en la venta de FGa Merrill en 1996 empleado de la compañía¢. Según las mismas fuentes, esto no tuvo efecto sobre el precio pagado finalmente por la firma.

La situación fue denunciada en junio de 1996 y la Comisión no tomó medidas

BBVA 5,78 -0,81%

La situación fue denunciada ya en junio de 1996 ante la CNMV, poco después de que el Gobierno del Partido Popular nombrara a Francisco González presidente de Argentaria.

La CNMV no tomó entonces ninguna medida al respecto. El regulador estudia ahora esta documentación para dar traslado de las posibles irregularidades que se detecten a los órganos competentes, según la SER. Fuentes de Merrill Lynch confirmaron que ¢el banco atenderá a éstas y a futuras demandas del regulador¢.

Cuando Merrill planteó la denuncia, Francisco González puso el caso en manos del abogado de Uría y Menéndez Juan Fernández-Armesto. Meses después, Fernández-Armesto fue nombrado presidente de la CNMV por el Gobierno de Aznar.

Merrill Lynch reconstruyó en Londres el ¢esquema de ocultación contable¢ con documentos aportados por uno de los empleados de FG Valores y con una auditoría realizada por Garrigues.

Según sus conclusiones literales ­que fueron enviadas por escrito a Francisco González y desveladas ayer por la cadena radiofónica­ la ingeniería contable que se utilizó es tan sofisticada que ¢su magnitud original es difícil de calcular¢, aunque ¢posiblemente llega a un mínimo de 800 millones de pesetas¢.

En sus informes internos, Merrill concluyó que ¢sólo una investigación exhaustiva podrá establecer la cifra real¢. González se mostró dispuesto a que los hechos se trasladasen a la CNMV. Sin embargo, intentó arrancar a Merrill Lynch un compromiso de confidencialidad y admitió que se bajara en 10.000 millones de pesetas el precio.

El descubrimiento de estas irregularidades llevó a Merrill Lynch a renegociar por completo la operación. El banco estadounidense, que considera imposible que se produjesen las anomalías detectadas sin conocimiento de su presidente, se negó a ¢asumir responsabilidad alguna¢ sobre las cuentas.