Registro de Franquiciadores

La patronal pide a Comercio que mejore el registro del sector

La Asociación Española de Franquiciadores (AEF), que agrupa a 186 enseñas que representan el 76% de la facturación del sector, ha dado un paso más en su intento por conseguir que el Ministerio de Economía y Hacienda modifique el Registro de Franquiciadores. La patronal ha pedido que se introduzca más información en el registro y que se ofrezcan datos actualizados de las enseñas allí inscritas, comentó ayer en rueda de prensa el presidente de la asociación, Xavier Vallhonrat.

Según la patronal, el actual registro 'no es fiable ya que incluye franquicias que se han dado de baja y que no existen', aseguró Vallhonrat. La asociación también propone diferenciar las enseñas que sí son franquicias de otras formas comerciales.

La AEF se mostró optimista ante la reforma de este sistema por 'la buena voluntad del ministerio y, en concreto, de la Subdirección de Comercio', dijo el presidente de la asociación quien prevé que se alcance una solución a lo largo de 2005. No obstante, la modificación del Registró está condicionada por la competencia que tienen las comunidades autónomas en el tema, ya que también tienen que aprobar los cambios.

Por su parte, el gerente de la asociación, Eduardo Abadía, anunció que están negociando con el Icex el programa para este año y que contempla la presencia de la AEF en la Feria de París. España será, en esta edición, país de honor de la feria de París. Algunas de las empresas que representarán a España en este evento serán Lizarrán, Imaginarium, Beep, Don Piso, Cañas y Tapas, Foster's Hollywood, Pressto, Carlin, Lienzo de los Gazules y Vitaldent.

La asociación hizo hincapié en la internacionalización de la franquicia española. En este sentido, la AEF ha asistido a 50 ferias de la franquicia en 14 países como México, Venezuela, Egipto e Italia, entre otros, con aproximadamente 170 empresas. Abadía animó a las franquicias a introducirse en los países europeos a pesar de las dificultades que suponen mercados tan competitivos.

También comentó que China se está convirtiendo en un mercado con gran potencial para los franquiciadores españoles por el despegue de su economía.

Otros de los aspectos que más preocupan a la patronal es la elaboración de un certificado de calidad de la franquicia que, probablemente, estará listo en el primer semestre de 2005. La certificación la darán las empresas españolas dedicadas a ello.