Coyuntura

Zapatero afirma que la economía creció un 2,7% o un 2,8% en 2004

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, aseguró esta noche que la economía española creció "en torno" a un 2,7% o un 2,8% en 2004, por encima del crecimiento registrado en 2003, que fue del 2,5%. En una entrevista concedida a TVE, Rodríguez Zapatero afirmó que "la economía va mejor a final de 2004 que al principio de 2004".

El jefe del Ejecutivo agregó que "el empleo también ha cambiado de tendencia", y después de un primer trimestre del año de aumento del paro, en los dos siguientes se ha creado empleo. Rodríguez Zapatero admitió que España sigue teniendo como "gran problema" una "precariedad excesiva" del mercado de trabajo, "que afecta esencialmente a jóvenes". Confió en que haya un "gran acuerdo social", para el que Ejecutivo "pondrá todos recursos y todos los medios".

El presidente del Gobierno anunció que "en las próximas semanas" el Ministerio de Economía pondrá en marcha un "plan de mejora de la competitividad" y de fomento de la actividad empresarial.

Con estas "perspectivas positivas", continuó, con un empleo con "tendencia favorable" y "récord de afiliación a la Seguridad Social", los retos pasan por una "mejora de la competitividad", para lo cual hay que elevar la productividad, y reducir la precariedad laboral.

Preguntado por las medidas del Gobierno en materia de vivienda, Rodríguez Zapatero anunció que el Plan de Vivienda del Ejecutivo verá la luz en 2006 y en él se van a "multiplicar por dos" las ayudas y el número de personas que pueden acceder a un piso. No obstante, el presidente indicó que, desde su llegada al Gobierno, "ya hay más posibilidades" de acceder a la vivienda gracias a las medidas adoptadas a mitad del ejercicio pasado.

Para Rodríguez Zapatero, "el problema social más importante", junto a la atención de "mayores y dependientes, es la dificultad de los jóvenes para emanciparse", elemento en el que confluyen la dificultad de acceso a la vivienda y la precariedad en el empleo. "Tenemos una deuda pendiente con la generación actual de jóvenes", sentenció el jefe del Ejecutivo.

"Simplificar el sistema fiscal

En materia fiscal, insistió en que la reforma se aprobará a lo largo del presente año con el objetivo de "simplificar el sistema fiscal", tanto en lo referente al IRPF como en el Impuesto de Sociedades.

Rodríguez Zapatero afirmó que España puede mantener un nivel de ingresos públicos suficientes reduciendo al tiempo la presión fiscal a las rentas del trabajo, "que son las que aportan la gran mayoría de los ingresos". No aclaró, tras ser preguntado por ello, el número de tramos con los que contará el IRPF o si habrá tipo único.

El presidente del Gobierno indicó que el Estado va a gastar "sólo lo que ingresa" y que el cierre presupuestario del ejercicio 2004 arroja un comportamiento "favorable".